Foto: abc.es
Con 17 y 10 tantos respectivamente son los máximos artilleros blanquiverdes y a los que se aferra el equipo andaluz para intentar ganar gracias al alto porcentaje goleador que tienen ambos jugadores.
Florin (izda.) y Fidel (dcha.) son las armas letales del Córdoba | Foto: www.soydelcordoba.com
Florin (izda.) y Fidel (dcha.) son las armas letales del Córdoba | Foto: www.soydelcordoba.com

Los dos suman entre ambos 27 de los 48 tantos que ha conseguido el Córdoba en lo que llevamos de temporada, por lo que podríamos decir que la mitad de los goles del conjunto andaluz salen de las botas de Florin y Fidel, ya que llevan más del 56%. Además, ambos llegan enchufados al Alcoraz, pues en los últimos 5 partidos han anotado 6 goles entre los dos, una cifra que se le escapa a cualquier otra pareja de goleadores en Segunda División.

También cabe destacar la actuación de Florin Andone que con sus 17 tantos está, junto a Toché, jugador del Real Oviedo, en la segunda posición por el pichichi de Segunda División, a tan solo dos goles del líder Sergio León, que lleva 19.

Así pues, el Huesca se verá las caras ante un Córdoba que, aun atravesando un bache esta temporada, no pierde el olfato de gol. Y es que tanto Fidel como Florin han dado muchos puntos al equipo andaluz con sus tantos: un total de 24 puntos de los 48 que lleva el club cordobés, es decir, un 50% del puntaje total gracias a los máximos artilleros del equipo.

La última exhibición de ambos jugadores fue en el Nou Estadi de Tarragona donde el partido finalizó 4-4, choque que coincide con la última salida que ha tenido el equipo blanquiverde. Fidel adelantó a los visitantes en el marcador y Andone adelantó hasta en tres ocasiones al Córdoba. Además, Fidel ya sabe lo que es marcarle al Huesca esta temporada, pues el extremo hizo el 1-0 en el Nuevo Arcángel en el duelo de la primera vuelta que terminó 1-1.

Mucho poderío arriba de ambos jugadores que crean peligro en cada ocasión que tienen y serán un arma letal para el conjunto andaluz si quieren subir este año a Primera División o, por lo menos, luchar por los puestos del ‘playoff’ de ascenso.