Bambock jugó en El Alcoraz | Foto: Girona FC
La SD Huesca consiguió ante el Girona FC en la Copa del Rey la tan ansiada primera victoria de la temporada. Un gol de David Ferreiro da a los azulgranas el pase a la siguiente ronda de la competición.

El Alcoraz fue testigo principal de la primera victoria de la temporada. El equipo de Anquela derrotó (1-0) al Girona en la segunda ronda de la Copa del Rey. Un partido protagonizado por los futbolistas con menos minutos hasta la fecha. Ambos conjuntos se presentaron con dos onces iniciales con muchas caras nuevas con respecto a los habituales en liga. En un partido marcado por la lentitud y la parsimonia de ambos equipos en muchos tramos del mismo, todo quedó resuelto gracias a un solitario gol de David Ferreiro (86′). Tuvieron que ser los cambios realizados por Juan Antonio Anquela los que decantaran la balanza a favor del Huesca.

El extremo gallego sustituyó a Álvaro Vadillo (65′). Demostró tener ganas de defender su puesto en el once inicial. Ferreiro salió motivado y no dudó en buscar las cosquillas a los laterales del equipo catalán. Fue uno de los cambios que dio un giro al encuentro junto a la entrada de Samu Sáiz (76′) en sustitución de Kilian.

El gallego parece haberse asentado en el once inicial de Anquela, pues Álvaro Vadillo parece estar todavía fuera de forma. El sevillano continúa con su cuidadosa puesta a punto, pero en su participación en Copa dejó algún destello de su gran calidad. El papel de Ferreiro en este nuevo Huesca se presupone importante: su desparpajo a la hora de encarar y el trabajo, son muy valorados por el míster azulgrana.

La tan ansiada primera victoria llegó en la Copa. El equipo comenzó empatando (0-0) en su visita al Alcorcón, continuó con emapate ante el Gimnàstic de Tarragona (1-1) en El Alcoraz y, recientemente, los azulgranas cayeron derrotados (1-0) en La Romareda en el primer derbi aragonés de la temporada.

Ahora, tras este gran avance copero, es de esperar que esta victoria ayude al equipo a llenarse de confianza para ganar el próximo domingo al Córdoba, un encuentro que, de ganarse, puede suponer un punto de inflexión para la SD Huesca.