Foto: MARCA
Rodrigo Hernández, una de las perlas del Villarreal, había sido relacionado con el Huesca y, recientemente, el Levante y el Sporting de Gijón también se han interesado por el prometedor centrocampista madrileño de 19 años.
Rodri | Foto: Cristina Ripol
Rodri | Foto: Cristina Ripol

Le ha salido competencia a la Sociedad Deportiva Huesca en las negociaciones con Rodrigo Hernández (Madrid, 9 de abril de 1996). El joven jugador, cuyo nombre había sido relacionado hace poco con la entidad oscense, estaría también en la agenda de varios equipos de Segunda y Primera División, sabiéndose hasta la fecha Levante y Sporting de Gijón.

Desde Castellón apuntan que el equipo que parte con ventaja es la entidad granota recién descendida al fútbol de plata, ya que la relación entre el Villarreal y el cuadro granota goza de una buena salud acrecentada tras la intermediación amarilla para la llegada de Giuseppe Rossi al Ciutat de Valencia en el pasada mercado invernal. La actualización que sufrirá la plantilla levantina tras el descenso a Segunda motiva a la entidad valenciana a sondear a fondo el mercado, motivado además por la llegada al banquillo de López Muñiz procedente de Alcorcón.

Por El Madrigal todo son alabanzas hacia el talentoso jugador, del que se dice que es el heredero de Bruno Soriano. Es un jugador fijo para el filial amarillo que milita en el Grupo III de Segunda ‘B’ y esta temporada ha llegado a jugar un total de seis partidos con el primer equipo a las órdenes de Marcelino García Toral, entrenador que quiere tener al futbolista en el comienzo de la pretemporada del primer equipo. El internacional español Sub-19 y campeón de Europa en 2015 podría tratar de buscar una oportunidad para destacar lejos de Castellón, teniendo a varios equipos que se lo rifan y desean su llegada.