Fernando Losfablos | Foto: sporthuesca.com - C.Pascual
Fernando Losfablos Arnal, actual presidente de la SD Huesca, está muy cerca de hacer historia con el club oscense: puede convertirse en el primer presidente del conjunto alto aragonés que, en un mismo mandato, haya descendido de categoría y ascendido de nuevo a Segunda División.
losfablos 01
Fernando Losfablos | Foto: sporthuesca.com – C.Pascual

Fernando Losfablos comenzó como presidente de la SD Huesca la temporada 2009/10, la segunda consecutiva del club en la categoría de plata del fútbol español dos años después del ascenso logrado en Écija. En agosto de 2009 se terminó el proceso de conversión del club en Sociedad Anónima Deportiva, proceso de obligado cumplimiento para poder competir en categorías profesionales. En la primera junta de accionistas se produjo un relevo en la presidencia de la entidad, pues el ex futbolista Fernando Losfablos sustituyó a Armando Borraz, que pasaría a ocupar la presidencia de la Fundación Alcoraz, máxima accionista del club.

Losfablos acarrea cinco temporadas en la presidencia y con él, el Huesca descendió a Segunda División ‘B’ la temporada 2012/13, cuando entonces el equipo era dirigido por Jorge D’Alessandro. Tras el descenso de la entidad, Fernando decidió asumir responsabilidades y quedarse en el cargo con la intención de devolver a la SD Huesca donde se merece: a Segunda División. Y está a un paso de conseguirlo, pues los de Tevenet pueden ser de plata este próximo domingo en Tarragona.

Losfablos representó al Huesca en el verde y ahora lo hace en el palco

En su etapa como jugador, Fernando Losfablos vistió los colores de la SD Huesca tanto en Segunda División ‘B’ como en Tercera y también los de otros clubes de Aragón, como el Alcolea, el Lalueza y el Sabiñánigo. Como curiosidad, Losfablos era el capitán del equipo en aquella temporada de 1998 en Tercera División en la que la SD Huesca se salvó del descenso a Preferente tras vencer en Ejea de los Caballeros por 0 goles a 4. El Huesca, como club e institución, se encontraba en lo más bajo que jamás había estado, en un pozo futbolístico permanente, pero logró salvar la categoría. Esto comentaba el actual presidente de la entidad oscense en mayo de 1998, como capitán y líder: “Es muy bonito ver casi 200 personas de Huesca en Ejea y te das cuenta de que hay gente que todavía quiere al Huesca. Espero que el año que viene sigan ayudando al equipo”.

Además, el guardameta que afrontó el tramo final de la temporada era Jesús Cabrero -actual portero del RCD Mallorca-, un juvenil oscense que debutaba con el primer equipo, y decía lo siguiente: “Tenía muchas ganas de jugar, hacerlo bien y que el equipo se salvara. Al final, todo ha salido bien. Era cuestión de ponerle ganas. Ha sido el día más feliz de mi vida”. Tomás Molina, en la celebración posterior, agradeció a los futbolistas el esfuerzo que habían hecho y lo bien que habían competido hasta el final, ya que no cobraban desde el mes de noviembre, y la temporada transcurría cuesta abajo en todo momento. El sufrimiento de todos los integrantes de la plantilla era constante, y así lo relataba entonces uno de los miembros de la Junta Gestora de la entidad, Aurelio Malo: “Lo hemos pasado muy mal. Hemos estado cuatro en la Junta y hay que animar a la gente para ver si somos un club normal, con presidente y directiva. El Huesca, por historia y por todo, merece estar arriba”. Finalmente, Aurelio añadía: “El club ya no está tan mal como hace un par de años y hay que relanzarlo. A Ejea fue gente que no va a El Alcoraz, daba gusto. Estoy muy agradecido a todos los que fueron”.

Así pues, esta es una entrañable anécdota que sufrió en sus propias carnes como jugador el actual presidente de la SD Huesca, Fernando Losfablos; empresario y ex futbolista que puede hacer historia como el presidente que durante su mandato bajó con el Huesca a Segunda ‘B’ y dos años después puede regresar al fútbol de plata.

.