Leandro Cabrera, defensa del Real Zaragoza | Foto: elperiodicodearagon.com
El Real Zaragoza afronta la semana del derbi aragonés con la única baja segura del delantero Dongou, lesionado durante la pretemporada y todavía en periodo de recuperación. Razvan Popa, con molestias durante la semana, ya entrenó ayer con normalidad. La única duda es la de Leandro Cabrera, que podría salir en el último día de mercado.

Leandro Cabrera, uno de los pilares de este Real Zaragoza, está pendiente de resolver su futuro. Es uno de los jugadores con más caché dentro de este mercado de fichajes. Cabrera es un fijo para Luis Milla y junto a Marcelo Silva forman un centro de la zaga rocoso y duro de batir con ADN uruguayo. Es precisamente su buen cartel lo que le ha colocado como transferible. No obstante, el club ya le ofreció la renovación de su contrato con la vista puesta en una posible venta de futuro.

Tras la salida de Diego Rico, el uruguayo se ha convertido en el líder de la defensa zaragocista. Cabrera ha manifestado que se siente muy feliz en el club, pero es conocedor de que su venta subsanaría de alguna manera las maltrechas arcas del Real Zaragoza. El periodo de traspasos se cierra hoy y Leandro continúa a las órdenes de Milla, pero es posible que el domingo no esté en el césped de La Romareda. Ha sonado para reforzar a equipos como Espanyol, Betis o Leganés y también ha recibido propuestas desde México, Bélgica o Inglaterra.