Imagen del partido de la primera vuelta en el Palacio | Foto: C.Pascual
El Bada Huesca retoma esta tarde (20.30) la competición contra el difícil Granollers sobre el 40×20 del equipo barcelonés. Nolasco deja en casa a Marcelo, con molestias físicas.

Vuelve la Asobal a la competición tras el mazazo de la selección nacional, que no estará en unas olimpiadas tras hacerlo de forma ininterrumpida durante 40 años, y  el abandono del BM Aragón a ocho jornadas de que termine la liga.  Y el Bada regresa a un 40×20 con sensaciones extrañas. Se enfrenta a las 20.30 contra el Granollers y lo hará con cuatro puntos menos –los que obtuvo contra el BM Aragón- en su casillero. ¿Y qué supone esto? Que se quiera o no, veras como Anaitasuna te pasa en la tabla, por ejemplo, y que la última plaza del descenso que ocupa Teucro esté más cerca. Y esas cosas pueden sembrar inquietud cuando el calendario te conduce en estas jornadas contra equipos que quieren salir de la quema.

Marcelo, que logró el gol del empate contra Granollers a siete segundos del final en la primera vuelta, no viaja por lesión. Foto: C. P.
Marcelo, que logró el gol del empate contra Granollers a siete segundos del final en la primera vuelta, no viaja por lesión. Foto: Javi Blasco

El mejor antídoto para evitar cualquier problema es el de siempre: ganar. A favor del Bada juega que siempre lo hace mejor contra equipos de cuajo. Y Granollers lo es. “No somos inferiores o muy inferiores a ellos”, señala Nolasco, técnico del Bada Huesca, unas horas antes de que salga el autobús del equipo rumbo a la localidad barcelonesa. No irá en él Alex Marcelo, por problemas físicos, y entra en su lugar Quique Montiel. Tampoco, el lesionado de larga duración Albert Pujol.

Bada y Granollers empataron en la primera vuelta a 29 tantos, con un gol que facturó Marcelo a siete segundos del bocinazo final de un encuentro que se vivió con mucha igualdad. Granollers es un equipo fuerte, equilibrado marcado por la máxima de que “cuando tu fallas ellos te sancionan con gol”, recalca Nolasco. El siete catalán viaja en la Asobal en pugna con León por la tercera plaza y precisamente los dos se encuentran en la próxima jornada.

El Bada regresará tras el partido a Huesca y casi sin tiempo para descansar ya que el domingo se enfrenta al Guadalajara sobre la pista del equipo alcarreño y viajará el mismo día del partido, a las 12.30.