Quebrantahuesos 2015 | Foto: casabiescas
Llega un año más la Quebrantahuesos, una de las carreras ciclistas más importantes de toda la comunidad aragonesa a lo largo del año, en la que deportistas de todo el ámbito nacional luchan por participar en una de las dos modalidades que oferta la jornada. La Treparriscos es una de ellas y por ello convine analizarla detenidamente.
Quebrantahuesos 2015 | Foto: casabiescas
Quebrantahuesos 2015 | Foto: casabiescas

Finales de junio significa para muchos de los amantes de la bicicleta la llegada de una de las carreras más atractivas del año en un paisaje único como sólo puede proporcionar el Pirineo aragonés. La Quebrantahuesos ha crecido a un nivel digno de admiración desde su inicio hace 25 años gracias también al “segundo papel” que juega la Treparriscos con un recorrido menor al gran aliciente (85 kilómetros frente a los 200 de la Quebrantahuesos). Este año, la Treparriscos celebra su undécima edición con 2.000 participantes mostrando así la gran importancia que posee.

Después de la remodelación que se realizó en la carrera cicloturista, el recorrido se alejó respecto a su “hermana mayor” estableciendo una ruta circular para completar los 85 kilómetros con 1350 metros de desnivel a través de los valles del río Gállego y Broto. De esta forma se ha creado una variante mucho menos exigente en la que las pendientes más fuertes apenas superan el 8%.

Así pues podemos encontrar una primera ascensión al Puerto de Cotefablo poco exigente, con medias entre el 4% y 5%, siendo una subida agradable con algunos llanos y asfalto en buen estado. Tras pasar el pueblo de Gavin, una serie de pendientes del 7% y su posterior zona para reponer fuerzas prepararán al ciclista para afrontar los últimos tres kilómetros donde se endurece la carrera con pendientes de hasta el 8%. Los últimos kilómetros culminan con una segunda subida nada más pasar Fiscal y la vuelta hasta la meta en Sabiñánigo.

La Treparriscos tendrá la salida oficial a las 8:30 horas del sábado 20 de junio junto al edificio del Pirenarium de la localidad de Sabiñánigo, donde también se encontrará la meta como hemos comentado anteriormente, habiendo un control de la competición hasta las 16:00 horas.