Diario online deportivo
Sportevento PORTADA

Entrevista. Jaime Latre: “La figura del árbitro en España está bastante aceptada por los jugadores”

1
Santiago Jaime Latre (Huesca,  17 de junio de 1979) ha atendido a SPORTHUESCA para hablar sobre toda su trayectoria como colegiado. Con la amabilidad que le caracteriza, nos ha hablado de su etapa como futbolista, de la salud del arbitraje aragonés y de su reciente ascenso a Primera División.
Fotomontaje: Santi Alfranca – sporthuesca.com

Pregunta: Jaime Latre iba para futbolista, jugó en las categorías base del CD Sariñena hasta la edad de cadete, ¿por qué se decidió por el arbitraje?

Respuesta: Por probar. Era algo que me llamaba la atención y tenía algún amigo en el instituto que era árbitro. Además, me resultaba bastante complicado compaginar todas las actividades extraescolares que realizaba con los entrenamientos del equipo de fútbol.

P: ¿Qué recuerdo guarda de los primeros partidos?

R: Bastante bueno. Tengo que reconocer que en la provincia de Huesca el fútbol aficionado siempre ha gozado de una buena salud en general y el comportamiento en los terrenos de juego era bastante correcto. Mi primer partido fue un Biescas-Laluenga de 1ª Regional como asistente de mi vecino de Sariñena. Martínez Cazcarra. Era septiembre de 1994.

P: ¿Existe la presión a los árbitros en las categorías base?

R: Desafortunadamente, creo que en este momento hay más presión que hace unos años y sobre todo en los partidos de fútbol base.

P: ¿Qué opina de la salud del arbitraje aragonés y en especial del oscense?

R: La salud del arbitraje aragonés es bastante buena. Ahora mismo somos dos árbitros en Primera División de un total de 20 en toda España. También hay seis árbitros aragoneses (todos de Zaragoza) en Segunda B. Lo que ahora mismo echo en falta es algún representante en Segunda División, donde sólo tenemos dos árbitros asistentes.

La salud del arbitraje en Huesca a corto plazo va a ser muy buena

En Huesca es buena pero creo que a corto plazo va a ser muy buena. Además de mi presencia en Primera División, Fernando Tresaco es árbitro asistente de Segunda División y no dudo que si continúa con su buen hacer pronto estará en Primera División.  También tenemos siete árbitros en Tercera División, cifra que creo que nunca se había alcanzado. Espero que el montisonense Antonio Monter recupere el terreno perdido este año y vuelva a alcanzar la Segunda B.

P: Comenzó como auxiliar en la temporada 1994/95, pasó como árbitro por todas las categorías del fútbol aragonés y en apenas 8 años debutó en Segunda División B (año 2002) con 23 años, un ascenso espectacular, ¿cómo se consigue?

R: La verdad es que en los primeros años tuve la fortuna de adaptarme muy rápido a todas las categorías por las que fui pasando.  En la provincia de Huesca había árbitros muy veteranos y gracias a sus consejos pude progresar rápido. La preparación tanto física como técnica adquiere una gran importancia en esas categorías regionales y también hace falta un poco de suerte.

P: En la categoría de bronce permaneció durante 7 temporadas, 2002-2009. ¿Cuál es el mejor recuerdo que guarda de este tiempo?

R: Sin ninguna duda los árbitros asistentes que me acompañaron durante todos esos años. Tengo un gran recuerdo de la entrega de todos los árbitros altoaragoneses que me acompañaban, en especial de Alfredo Barluenga, Santiago Buesa y Saúl Gracia Villacampa, que hicieron infinidad de partidos conmigo.

La Segunda B es una categoría un poco especial

P: ¿Hay mucha diferencia entre el fútbol semi-profesional de Segunda B y el de Tercera División?

R: La Segunda B es una categoría un poco especial. En ella conviven equipos y estadios profesionales con estructuras deportivas más amateur y por ello resulta tan complejo adaptarse a ella tanto para los árbitros como para los equipos. La mayor diferencia son los largos viajes, el desconocimiento de los equipos y la gran dificultad para dar el salto al fútbol profesional.

Santiago Jaime Latre arbitrando un Celta – Las Palmas de Segunda División | Foto: udlaspalmas.net

P: En el año 2009 llega el premio y el ascenso a Segunda División. ¿Qué es lo que más le ilusionó de esta etapa?

R: Lo más ilusionante es dirigir partidos a una gran cantidad de equipos históricos a los que siempre había seguido de niño. Es una categoría realmente bonita.

P: ¿Cómo es la relación en el campo entre jugadores y árbitro?

R: Es bastante buena. La figura del árbitro en España está bastante aceptada por los jugadores y éstos son conscientes de que los árbitros queremos que el partido discurra sin errores por nuestra parte y que sea jugado con deportividad.

P: ¿Estudia un colegiado a los equipos que va a dirigir?

R: Naturalmente. Con los medios que hay en la actualidad la mayoría de árbitros tenemos un gran conocimiento de los jugadores y del estilo de juego de los equipos a los que se va a dirigir.

P: Cuéntenos cómo es un fin de semana con partido, ¿cómo lo preparan junto a sus asistentes?

R: Siempre viajamos el día de antes del encuentro hasta la localidad donde se celebra el partido.  Solemos llegar allí a mitad de la tarde.  Por la noche cenamos junto con el cuarto árbitro y en ocasiones con el delegado informador que va a valorar nuestra actuación.

El día del partido tenemos una charla para preparar el choque donde hacemos hincapié en el manejo del partido y en las características especiales de los equipos.

P: En las dos últimas temporadas consigue el premio “Silbato de Oro” como árbitro mejor valorado de 2ª División, ¿por qué no se produce el ascenso antes a la máxima categoría?

R: El Silbato de Oro es un premio que reconoce la labor de los colegiados. Esta valoración es llevada a cabo por Aficiones Unidas, una organización que engloba a todos las Peñas de los equipos de Primera y Segunda División. Sin embargo, los ascensos se determinan por la valoración del Comité de Árbitros.

P: ¿Qué sintió cuando salieron las listas y vio su nombre en los puestos de ascenso a 1ª División?

R: Una gran ilusión y muchas ganas de seguir trabajando para mejorar como árbitro día a día.

P: ¿Cuáles son los objetivos en la máxima categoría?

R: Seguir disfrutando de mi pasión que es el arbitraje y la continua mejora. No me marco más metas.

P: ¿Algún partido en especial que le gustaría arbitrar?

R: Yo siempre digo que no hay partido fácil, así que cualquier partido en Primera División merece una total implicación y esfuerzo.

Me parece muy positivo el uso del aerosol para marcar las barreras

P: En el pasado Mundial de fútbol se puso de moda el aerosol para marcar la posición de las barreras. ¿Qué opina de esta medida?

R: Finalmente va a usarse durante esta temporada en España, así que nos tendremos que acostumbrar a ello. En principio me parece muy positivo, ya que la distancia será más respetada por los jugadores.

P: ¿Y de la posible introducción de nuevas tecnologías para un partido en vivo, como por ejemplo, las repeticiones inmediatas en televisión que le permitiera visionar mejor una jugada y tomar decisiones?

R: Este aspecto lo veo más complejo, ya que hay jugadas tan complejas que incluso viéndolas varias veces por especialistas sería difícil que nos pusiéramos de acuerdo rápidamente.

P: ¿Ve usted sus partidos por televisión para ver jugadas polémicas?

R: Siempre. Y cuanto antes se ven tras la finalización del partido, mucho mejor. Considero muy importante ver las jugadas repetidas cuando uno todavía mantiene en su mente las sensaciones que ha tenido en el campo.

P: ¿Alguna manía en el terreno de juego?

R: Hasta hace poco apenas tenía manías, pero estos últimos años sí he adquirido alguna. Pero todas en los momentos previos a los partidos, nunca durante el partido. Me ayuda a concentrarme para el inicio del encuentro.

P: ¿Cree usted que se beneficia más a los equipos grandes por la presión mediática?

R: En absoluto. Los equipos denominados “grandes” suelen realizar muchas jugadas de ataque. Por ello, sus estadísticas de faltas al borde del área o tiros penales son superiores a los de otros equipos.

P: Jaime Latre tuvo su primera experiencia internacional el pasado 3 de julio como cuarto árbitro del colegiado internacional Xavier Estrada Fernández en el partido de previa de Europa League, Crusaders F.C.- F.K. Ekranas. ¿Cómo fue la experiencia?

R: Fue muy enriquecedora. Es muy bonito conocer otras culturas y otros estilos de juego.

P: ¿Cree que el nivel del arbitraje español está entre los mejores del mundo?

R: Sin ninguna duda. Nuestras pruebas físicas son las más exigentes del mundo y nuestros árbitros internacionales siempre están presentes en las citas más importantes.

P: Apartándonos un poco del fútbol, ¿qué hace usted en su tiempo libre?

R: Entre el arbitraje y el trabajo apenas tengo tiempo, pero intento aprovecharlo junto a mi familia. También paso algún rato nadando, otra de mis grandes pasiones.

P: ¿Cómo se compagina el arbitraje con la vida laboral?

R: Es realmente complejo compaginar el arbitraje con un trabajo. Yo sigo haciéndolo, pero con tantos partidos entre semana y concentraciones es realmente duro.

Foto: recreativistas.com

P: En todos estos años de arbitraje, seguro que habrá tenido muchas anécdotas, ¿cuál es la que más recuerda?

R: Siempre recuerdo el final de un partido de 2ª Regional en Benasque. Durante la segunda parte estuvo nevando abundantemente, pero aun así decidimos tanto los equipos como yo terminar el partido. Tras ducharme y cambiarme, me costó reconocer cuál era mi coche debido a que todos los vehículos estaban cubiertos por la nieve.

P: Y ya para finalizar, ¿cuál es el secreto y qué le diría a los jóvenes árbitros que sueñan con llegar a Primera División?

R: Alcanzar la Primera División es realmente complejo y hay que tener algo de suerte. Pero a todos los jóvenes árbitros les diría que no conozco a ningún árbitro en la élite que no se haya esforzado por alcanzar sus objetivos con todas sus fuerzas e implicación.

Comentarios