Niños esperando a que acabara la sesión | Foto: SD Huesca
El entrenamiento estaba previsto que se realizara en El Alcoraz, pero las lluvias caídas recientemente han obligado al primer equipo a desplazarse hasta el campo de entrenamiento del IES Pirámide para no dañar el tapete sobre el que se jugará el domingo.
Niños esperando a que acabara la sesión | Foto: SD Huesca
Niños esperando a que acabara la sesión | Foto: SD Huesca

A primera hora de la mañana de ayer, la Sociedad Deportiva Huesca informaba a sus aficionados que el entrenamiento a puertas abiertas previsto en El Alcoraz para que los seguidores más jóvenes del club oscense se fotografiaran con sus jugadores preferidos al finalizar la sesión cambiaba su ubicación y se iba a realizar en las instalaciones del IES Pirámide. Pese a ese inesperado cambio de última hora, motivado por las lluvias caídas sobre el terreno de juego en los días previos, las familias acudieron al campo de entrenamiento para presenciar la sesión dirigida por Anquela y, al terminar, pudieron fotografiarse con los jugadores de la plantilla azulgrana. Con este acto, el que el club altoaragonés quería agradecer el apoyo de su afición y ofrecer, especialmente a los más pequeños, la oportunidad de compartir un rato con sus ídolos.

Óscar y Calvo se retiraron antes de tiempo

Con respecto al entrenamiento, Anquela pudo ver a todos sus jugadores excepto a Jonathan Moya, que regresó ayer desde Costa Rica. Óscar Ramírez estuvo entrenando al margen y finalizó la sesión antes de tiempo, igual que Carlos Calvo, que se retiró con molestias.