Tyronne celebra su gol al Mallorca | Foto: AS
Luis García Tevenet planteó el encuentro copero queriendo dar minutos a los menos habituales y pensando en el próximo partido de liga, pero sin dejar de ser competitivo y alineando un once de garantías.
Bambock en Mallorca | Foto: elmundo.es - Jordi Avellá
Bambock presiona a Moutinho | Foto: elmundo.es – Jordi Avellá

El Huesca ya conoce la victoria en este nuevo curso. A la cuarta llegó la vencida, y de nuevo mereciéndolo. Seguramente, el once titular oscense de anoche no será el que veamos en el campeonato liguero, porque faltaban Manolo, Christian, Mérida y Camacho, entre otros, pero muchos de los que salieron de inicio pueden llegar a sumar minutos de importante calibre. Si por algo se caracteriza la actual plantilla azulgrana es por la calidad de sus futbolistas, como rasgo principal. Cualquiera puede sustituir a su compañero entrando desde el banquillo y hacer que no se note ese cambio de nivel técnico, que podría resultar inferior. Más allá de la fuerza física o la velocidad, es la calidad técnica la cualidad primordial de la actual SD Huesca.

Leo Franco regresaba al once tras dos ausencias, al igual que algunos de sus compañeros. Aythami volvía al lateral derecho y también lo hacía Íñigo López, como central. Su entrada por Christian Fernández hacía que Carlos David se situara en el perfil izquierdo. Morillas, único futbolista del plantel que lo ha disputado todo hasta el momento, era el fijo en el lateral izquierdo. Por vez primera, Bambock-Ros era la pareja en el doble pivote. Hasta la fecha, a Bambock solo lo habíamos visto entrando desde el banquillo y a Ros, de titular frente al Alavés. Tyronne y José Gaspar se adueñaron de las bandas -la derecha y la izquierda respectivamente-, su lugar la temporada pasada, y Carlos Calvo actuaba en la mediapunta, por detrás de Figueroa.

El 4-4-1-1 del Huesca en Mallorca
El 4-4-1-1 del Huesca en Mallorca

Sin la necesidad de ser el poseedor del esférico -pues el Mallorca jugaba en casa y se le considera un rival de mayor entidad-, el Huesca se encontraba cómodo en todo momento situado en un 4-4-1-1. Era Carlos Calvo quien sumaba en ataque junto a Héctor Figueroa y también quien reculaba unos metros siendo el más cercano de ambos a los pivotes, ayudando en la transición ofensiva (4-2-3-1). Parecía que iba a ocurrir lo que de costumbre cuando Figueroa estrellaba una clarísima ocasión en la cruceta: tener ocasiones, no materializarlas, y acabar pagándolo. No obstante, esta vez, la sonrisa se tiñó de azul y grana.

Tyronne Del Pino y José Gaspar, los ‘Oliver Atom’ y ‘Tom Baker’ del Huesca, un tándem que congenia como pocos, fabricaron el 0-1: una asistencia magistral y una definición de clase. Gaspar, timorato en el primer encuentro liguero, se mostró liberado. Tevenet a penas modificó tácticamente al equipo sobre el verde, siendo el único cambio de posición el de Carlos Calvo por el propio José, yéndose el ’19’ a la banda izquierda y Gaspar al medio. Dicho cambio se apreció ya en los minutos finales del primer tiempo y permaneció en la mayoría del segundo acto.

El primero en salir fue el ‘7’, y en su lugar entró Fran Mérida -como ¡mediapunta!-. Fresco, sin carga en las piernas y con el marcador a favor, el catalán se sacó un zurdazo inapelable. Extrañó que le pudiera dar semejante potencia quedándosele el balón tan cerca de la pierna tras el control. Dificilísimo. El esférico dibujó un ligero cambio en la trayectoria antes de entrar en la portería y fue imposible para Cabrero. Simplemente magistral. Darwin Machís y Jonathan Moya también participaron. El venezolano sustituyó al goleador Tyronne en el 78′ y se situó en la banda derecha, lugar que ocupaba el canario. En el 85′ entraría el delantero costarricense por Figueroa, pero del mismo modo que en el último encuentro, a penas entró en contacto con el balón ni tuvo el suficiente tiempo para ello.

4-2-3-1 final del Huesca
El Huesca acabó en un 4-2-3-1, algo más parecido a cómo se muestra habitualmente. Mérida, de mediapunta.

Íñigo López se desquitó del encuentro frente al Alavés, Ros se mostró serio y Bambock sigue creciendo a pasos agigantados. El ex del PSG no se conforma con el papel de revulsivo y ayer fue de lo mejor en el Iberostar Estadi. Corregió sus errores tácticos, sin balón presionó como el que más y, con él, jugó fácil. Gaspar, valiente; queda todo dicho. Carlos Calvo completó los 90 minutos tras haber participado contra el Tenerife; mucha clase tiene el madrileño. Y Tyronne… suma y sigue. El talento no se puede quedar en el banco. Además, no preocupa el desacierto de Figueroa: una topó con la madera y la otra la rechazó Cabrero a bocajarro. Su gol llegará.

Este Huesca mereció la victoria. Un 0-2 que sabe a mucho. Quizás se venció porque se jugó con la segunda equipación por primera vez esta campaña, o quizás por la calidad de los futbolistas. No nos engañemos: es por lo segundo. Es pronto para alzar las campanas al vuelo, y en liga se sigue en descenso. Pero, las sensaciones son muy positivas. Creo que estos jugadores nos van a dar mucho, incluso más de lo que esperamos.

  • Gonz

    Me quedo con el último párrafo. Ojalá sea así!!!.

    Ahora a ratificarlo en liga y a asentarnos en la zona tranquila. Con tranquilidad y paciencia por parte de “todos” los días de disfrute llegaran.