Lluís Carreras ya está al mando de la nave blanquilla | Foto: Real Zaragoza
Manu Herrera y Diamanka se ejercitaron con normalidad en las últimas sesiones y apuntan a la disponibilidad para el derbi aragonés del domingo.
Lluís Carreras ya está al mando de la nave blanquilla | Foto: Real Zaragoza
Lluís Carreras ya está al mando de la nave blanquilla | Foto: Real Zaragoza

Lluís Carreras ya se ha puesto el mono de trabajo en el Real Zaragoza. El técnico catalán ya ha tenido contacto directo con sus nuevos futbolistas en varias sesiones de entrenamiento realizadas en la Ciudad Deportiva de la entidad maña. El tiempo corre en contra del preparador barcelonés, que este próximo domingo debutará en el banquillo local de La Romareda y todavía está inculcando su idea futbolística en la plantilla.

Carreras ya ha dejado claro en estos primeros entrenos como quiere que juegue este Real Zaragoza que ha apostado por él para reconducir el rumbo y aspirar a ser un serio candidato al ascenso. Además, poco a poco va recuperando futbolistas, ya que el portero Manu Herrera y el centrocampista Pape Diamanka, que últimamente estaban al margen, han entrenador recientemente con normalidad. El que continúa al margen es el canterano Sergio Gil, que el pasado fin de semana recibió un golpe durante el partido del filial ante el Belchite y sigue en observación.

En Huesca, Anquela sigue ultimando los detalles para perfilar el equipo que saldrá a competir en Zaragoza. Con la duda de Christian Fernández con unas molestias que le han hecho estar entrenando al margen; la baja por sanción de Luis Fernández, y la más que dudosa disponibilidad de Jonathan Moya por problemas burocráticos, el técnico jienense ha recuperado al lesionado Leo Franco y podrá contar con el resto de sus futbolistas para encarar el choque.