Carlos David en Tarragona | Foto: C.Pascual
Más de un mes y medio después, y tras seis partidos consecutivos invicto en la temporada, el Huesca volvió a conocer en Tarragona el amargo sabor de la derrota.
Calvo y Samu presionan a un jugador del Nàstic | Foto: LFP
Calvo y Samu presionan a un jugador del Nàstic | Foto: LFP

Desde aquel pasado 20 de septiembre en el que el Elche asaltó El Alcoraz (1-3), el Huesca no conocía la derrota. El partido ante los ilicitanos supuso un punto de inflexión para los azulgranas que se han mostrado prácticamente indestructibles hasta el pasado fin de semana. En Tarragona, el Nàstic venció el Huesca por 2 goles a 0 y derrotó al equipo de la categoría que, junto al Real Zaragoza, no había perdido todavía a domicilio. Lejos de El Alcoraz, el conjunto que dirige Tevenet suma unos extraordinarios números que le han servido para estar lejos de los puestos de descenso.

Sin embargo, esta vez el cuadro del Alto Aragón no ha podido alargar la racha tras claudicar en tierras catalanas. También, los oscenses han vuelto a encajar un tanto tres jornadas después, desde el gol de Pablo Infante que le dio el empate a la Ponferradina en El Alcoraz el 18 de octubre. El Huesca pagó caro su mal primer tiempo y no pudo ni siquiera igualar la contienda. Los azulgranas pretenderán, en Córdoba, volver a sumar para seguir peleando en la mitad de la tabla y para volver a iniciar una positiva racha de resultados.