Foto: SD Huesca
El objetivo marcado por la directiva, acercarse a los 3.500 abonados, está cada día más cerca de cumplirse. Ayer las oficinas oscenses cerraban contabilizando un total de 2.637 abonados, siendo 1.002 nuevas altas.
Foto: SD Huesca
Foto: SD Huesca

Ha vuelto la ilusión. La Sociedad Deportiva Huesca, pese a ser uno de los clubes de Segunda que hasta ahora registra una menor masa social, está cada día más cerca de alcanzar el objetivo propuesto por la directiva: rondar a los 3.500 abonados. El goteo continuo de aficionados que se acercan hasta las oficinas para abonarse produce un teórico incremento de los espectadores que albergará El Alcoraz, al que cada vez le quedan menos butacas libres.

El club también ha registrado 1.002 nuevas altas, es decir, más de mil personas se han abonado este año por primera vez o tras un tiempo sin hacerlo, hecho que afirma que ha “vuelto a la ilusión”, como reza el lema de la campaña de abonados.

Durante estos tres días que faltan hasta el inicio de la temporada se confía en aumentar el número de abonados para afrontar el primer partido liguero frente al Alavés con un buen ambiente en El Alcoraz. El equipo deberá hacerse fuerte en su casa delante de su afición para conseguir el objetivo (la permanencia) en una categoría muy disputada e igualada, como la que se presenta.

.