La Sociedad Deportiva Huesca chocó una y otra vez contra el meta del Lugo, que evitaba una y otra vez el gol oscense. Sólo Héctor Figueroa logó batirle a tres minutos de la conclusión.
Jose Juan, portero del Lugo | Foto: LFP
José Juan, portero del Lugo | Foto: LFP

Nadie puede decir que el Huesca no lo intentó. Desde el primer minuto con un lanzamiento de falta de Fran Mérida el Huesca buscó el gol en Lugo durante todo el partido, pero se topó con un cancerbero en estado de gracia que desbarataba todos los acercamientos visitantes. La falta de efectividad sigue siendo una asignatura pendiente para los pupilos de Anquela y ahora que comienza la segunda vuelta deberán hacer ‘borrón y cuenta nueva’ con el fin de mejorar su efectividad de cara a gol.

José Juan se erigía como el hombre del partido ya que mantenía a su equipo por delante en el marcador y dejaba los tres puntos en Lugo, pero a falta de 3 minutos para la conclusión del tiempo reglamentario encajó un gol de Héctor Figueroa que hacía justicia para el cuadro oscense y dejaba una sensación agridulce en el Anxo Carro.

“Todos los partidos en Segunda son difíciles”

Al término del encuentro, el cancerbero atendió a los medios de comunicación para valorar el partido contra el Huesca. José Juan dijo: “Al final el partido se abrió, tuvimos ocasiones para sentenciar el partido y el resultado está ahí. Nuestro primer objetivo es llegar a 50 puntos y después mirar hacia arriba. El trabajo diario se está notando y hay que seguir luchando. No conseguimos dejar la portería a cero y tenemos que seguir trabajando. Todos los partidos en Segunda son difíciles, tenemos que seguir así“.