Tras casi dos temporadas manteniendo El Alcoraz inexpugnado, la Sociedad Deportiva Huesca hincó la rodilla frente al Deportivo Alavés, que le hizo recordar el sabor de la derrota en casa.
El Deportivo Alavés celebra el primer gol en El Alcoraz | Foto: C.Pascual
El Deportivo Alavés celebra el primer gol en El Alcoraz | Foto: C.Pascual

La Sociedad Deportiva Huesca no caía derrotada en El Alcoraz desde el pasado 6 de octubre de 2013, tras la visita del CF Fuenlabrada (1-2). Sólo el FC Barcelona, en Copa del Rey, había vencido en el feudo azulgrana durante estos dos años (0-4). Tras casi dos años (37 partidos consecutivos) sin conocer la derrota en casa, el Deportivo Alavés comenzó el presente curso con una victoria en tierras altoaragonesas (2-3) que rompió la racha del equipo en El Alcoraz y pone el contador a cero en una campaña donde los puntos de casa se antojan vitales.

El Deportivo Alavés encarriló el partido en el minuto 5 gracias a un gol de Kiko Femenía. Juli, ya en la segunda mitad, hizo el segundo tanto; y Facundo Guichón cerró el marcador babazorro. En los minutos finales el Huesca buscó con orgullo el empate, pero ya fue tarde y los goles de Samu y Christian resultaron inútiles y únicamente sirvieron para maquillar el electrónico.

El próximo partido que se disputará en el coliseo oscense será en la Jornada 3, cuando la SD Huesca reciba al Club Deportivo Tenerife en un horario todavía por confirmar tras haber visitado la semana anterior al Albacete en el Carlos Belmonte.

.