Dijá, en la habitación que ocupó en la Clínica Quirón de Zaragoza. Foto: BM Huesca
El BM Huesca abre la puerta para buscar en el mercado un jugador que supla a Dijà. El central brasileño se lesionó de gravedad en su tobillo izquierdo en una acción fortuita contra Villa de Aranda. Operado con éxito es difícil saber cuándo regresará al 40×20.

“Sustituirle va a ser muy complicado”. José Francisco Nolasco, técnico del Bada Huesca, enhebra un argumento para hablar sobre lo que supone la baja por lesión de Dijà que deriva en la necesidad de que el club busque un recambio. El central brasileño es un jugador muy importante en el esquema del técnico. ¿Qué pueden jugar otros en su posición? Sí. Pero no se trata de eso. Entendiendo el balonmano como una fuerza de equilibrios, el técnico desliza que salir al mercado es casi una necesidad teniendo en cuenta que no hay una fecha exacta para saber cuándo podrá contar otra vez con el central.

En principio, la fractura en el tobillo izquierdo de Dijá, de la que fue operado el pasado sábado en la clínica Quirón tras la acción fortuita –saltó en un ataque contra Villa de Aranda y al caer pisó mal con la consecuencia de la grave lesión- le deja diez semanas fuera hasta que le quiten las agujas que le han puesto. Y luego, estará el consiguiente proceso de rehabilitación de la zona. Por tanto, en este momento su reingreso al 40×20 es una incógnita.

El principal problema para buscar un sustituto es el músculo financiero del club. Está claro que no va sobrado de dinero. Más bien todo lo contrario. Es difícil estirar el presupuesto. Y luego, el mercado. Nolasco no es partidario de ‘tocar’ clubes de División de Honor B y, además, todo indica que el Barça ha cerrado la puerta de su filial a cesiones con la temporada avanzada. Así las cosas, habrá que cruzar el Pirineo, porque la opción de América del Sur, en estos momentos, parece más arriesgada.

Con la revolución que se hizo para la presente temporada está claro que el número de informes de jugadores que se ofrecieron a la entidad es amplio.  De hecho, algún nombre propio ya ha llegado al club. Opciones sobre la mesa hay, que sean posibles es la incógnita a despejar.

Dijá pasó la noche del domingo en la clínica Quirón y durante todo el día de hoy han seguido los ánimos desde distintos puntos deseando su pronta recuperación. Especialmente, desde Villa de Aranda donde volvieron a acordarse del jugador y deseando su pronta recuperación.

Por otra parte, el Bada Huesca retomó ayer los entrenamientos tras la victoria contra el siete castellano. Eso sí, por unas u otras razones, en cuadro. Nolasco empezó a preparar el próximo partido, este viernes contra Go Fit Sinfín que derrotó en la pasada jornada al Anaitasuna (32-28), con tan solo 11 jugadores. Esta semana habrá que ver cómo evoluciona Oier, que no se ejercitó debido a un problema estomacal.

Por lo que respecta al partido de Copa contra Zamora, Nolasco ha visto pocos encuentros del rival en una competición que le atrae desde que el club consiguiera entrar en la final a cuatro. “A la Copa le doy mucho valor y desde luego vamos a luchar por llegar a lo máximo posible”, señaló.