Deportistas del Club Esgrima Huesca en las escaleras del Casino.
Cita esgrimística en el Casino del Círculo Oscense con el torneo por equipos fin de temporada del Club Esgrima Huesca.
Deportistas del Club Esgrima Huesca en las escaleras del Casino.
Deportistas del Club Esgrima Huesca en las escaleras del Casino.

El domingo 14 de junio, durante toda la mañana, el Club Esgrima Huesca celebró el final de temporada organizando un torneo por equipos interno en el incomparable marco del Casino del Círculo Oscense.

Por un día el club oscense retomaba la actividad deportiva de la esgrima en el edificio del Casino rememorando aquellos pioneros esgrimistas que en 1906 montaron una sala para practicar esta disciplina. En este caso el amplio y elegante salón de los Relojes se transformaba en una sala de esgrima donde en las dos pistas dispuestas para la ocasión se desarrollaba una intensa jornada de emocionantes asaltos.

Para aunar en una misma competición la variedad de esgrimistas del club se realizó una competición por equipos en la modalidad que el club practica que es el sable. Se formaron seis equipos equilibrados en su composición formados por tres tiradores entre los que había senior masculino, femenino e infantil. Los asaltos en esta modalidad son a 45 tocados a los que se llega tras 9 relevos de los tres tiradores de cada equipo, enfrentándose todos contra todos. Los tanteos iban ofreciendo grandes oscilaciones pero destacó todo el torneo por la gran emoción de los marcadores ajustados y sobre todo por la cordial rivalidad entre los diferentes equipos.

Finalistas del Torneo junto al resto de participantes.
Finalistas del Torneo junto al resto de participantes.

Tras las diferentes eliminatorias se llegó, tras cerca de tres horas de competición, a la final, que se puede decir que era la esperada. La disputaron los equipos capitaneados por los dos mejores tiradores del club. Por un lado el equipo liderado por el entrenador del club Fernando Gabarre al que acompañaban Sandra Cardiel y el infantil David Allué. Por otro lado el equipó cuyo capitán era Jorge Marín, mejor tirador aragonés en el ranking nacional. Le acompañaron en el torneo Nuria Mateos y la alevín María Coarasa. Finalmente este fue el equipo que resultó vencedor.

Con este evento, además de dar por finalizada oficialmente la buena temporada competitiva que ha realizado el club, se aprovechaba para celebrar el quinto aniversario del club. Por ello el Club Esgrima Huesca está muy agradecido a la Fundación Municipal Círculo Oscense y a todos los socios y personal del Casino por su buena disposición para realizar esta actividad tan importante para el club.

Además, el escenario fue el idóneo para mostrar de nuevo al público oscense este deporte que poco a poco está dejando de ser desconocido en la ciudad.