Los dos primeros partidos de la final de LEB Oro jugados en Melilla tuvieron un denominador común, Eduardo Hernández-Sonseca, que se llevó el trofeo de MVP en ambos partidos con dos actuaciones que guiaron a su equipo a la victoria, convirtiéndolo en el hombre más peligroso de los azules, casi imparable para el cuadro peñista.
Sonseca celebrando la victoria con su afición | Foto: FEB
Sonseca celebrando la victoria con su afición | Foto: FEB

Con 28 y 19 créditos de valoración, Eduardo Hernández-Sonseca se convirtió en MVP por partida doble de los dos encuentros iniciales de las finales, siendo su actuación de 28 de valoración la mejor de un jugador de LEB Oro en una final, gracias a sus 23 puntos y 7 rebotes con grandes porcentajes, y con un juego que no podía parar el conjunto de Quim Costa.

En su primer MVP estuvo acompañado por 2 compañeros de CB Melilla como Marcos Suka-Umu y Héctor Manzano con 14 y 11 de valoración respectivamente, y por los jugadores de Peñas Huesca Christian Díaz y Kris Davis con 17 puntos de valoración cada uno.

Para su segundo MVP volvió a estar con 2 integrantes de su equipo, repitiendo Marcos Suka-Umu nuevamente como fiel escudero y la sorpresa del ex peñista Jorge Sanz, con 16 de valoración ambos, y por parte oscense fueron Daniel Bordignon con 15 de valoración y Jorge Lafuente con 11 de valoración los que entraron en el quinteto a pesar del nefasto partido de Peñas Huesca.

“Viajaremos a Huesca como si fuésemos 0-0”

Sonseca tiene muy claro a pesar de las 2 victorias conseguidas que Peñas Huesca es un equipo de guerreros y luchadores y que no es una perita en dulce, por esta razón tiene seguro que vendrán a Huesca como si la eliminatoria acabara de comenzar, buscando cerrar la misma en tierras oscenses con la confianza generada en casa, como muestra la entrevista que le hizo la propia Federación Española de Baloncesto.

El MVP, al que le gritaban en Melilla que se quedara para la próxima temporada, estaba muy orgulloso de su equipo y del trabajo realizado: “Más que contento estoy realmente orgulloso. El equipo ha respondido de una forma sorprendente a través de un gran trabajo que hace que el sentimiento en estos momentos sea de máxima satisfacción. No esperábamos un encuentro con unas diferencias tan amplias pero está claro que nosotros, cuando jugamos de este modo, con el estilo y el talento que tenemos, provocamos que a ellos se les haga muy duro el poder seguir nuestro ritmo. Físicamente hemos aguantado mejor el partido y eso es lo que ha decantado la balanza”

Desde luego deja claro que a pesar del 2-0 a favor, confianza no es la palabra que van a utilizar en los partidos de Huesca: “Ahora viajaremos a Huesca como si la eliminatoria fuera 0-0. Si esa mentalidad nos permite ganar el viernes será cojonudo y si perdemos sabemos que tendremos otra oportunidad el domingo. La única pena de que tuviera que ser así sería el no poder vivirlo y celebrarlo con nuestra gente ya que por tema de desplazamiento es complicado pero, independientemente de ello, creo que hay buscar el lado positivo para restar presión ya que este 2-0 nos permitirá contar con tres oportunidades para intentar certificar el ascenso”

Obviamente, tras sus dos partidazos se mostraba muy contento con su actuación: “Estoy muy contento por cómo me están saliendo las cosas en esta final ya que durante la primera parte del playoff me había costado un poco encontrar mi juego. Ahora estoy incluso acertado desde la línea de tres y eso es síntoma de que las cosas están saliendo perfectas tras dos partidos en los que valoro mucho el trabajo del equipo”