Camas, en el partido contra Cuenca, salva la oposición del portero rival. Foto: C. Pascual
El Bada Huesca recibe este viernes en el Palacio de los Deportes (20.30) al Valladolid que le supera por un punto en la clasificación de la Asobal.

Que el balonmano está necesitado de que le cojan de las solapas y lo agiten está más que claro. Y quizá pueda influir en ello el fichaje de ‘Zupo’ Equisoain por el Benidorm. El colista se ha fijado en el técnico navarro para salir del pozo donde se encuentra. La Asobal seguro que lo recibe bien. ‘Zupo’ nunca pasa desapercibido. “Con su fichaje la liga gana, porque hablamos de un buen entrenador”, señala José Francisco Nolasco minutos antes de encerrar a sus jugadores para una charla de vídeo sobre el próximo rival del Bada: Valladolid.

El equipo castellano ha conformado una plantilla en la que jóvenes valores compaginan con veteranos con mucho balonmano. Tiene un amplio fondo de armario lo que implica un balonmano de alta intensidad durante los 60 minutos de juego. La cita en el Palacio de los Deportes es este viernes a las 20.30 y no hay más objetivo que lograr los dos puntos en juego.

El siete castellano guarda cierta similitud con Benidorm. Su balonmano se asienta sobre “un alto nivel de eficacia, la pérdida de pocos balones y transiciones rápidas”,  desglosa el preparador del Bada Huesca. La primera vuelta dejó en la cuneta al siete altoaragonés después de ir por delante en el marcador hasta el minuto 40 (16-17). Esa alta intensidad de juego terminó de pasarle una factura que le llevó a la derrota (28-23).

La defensa del Valladolid es muy activa y levanta un muro delante de un portero como Javier Díaz que tiene dilatada experiencia. Nolasco pone el acento de la calidad en los jóvenes Daniel Dujshebaev, Rubén Río, Abel Serdio y Víctor Rodríguez a los que terminan de darle forma veteranos de la calidad de Diego Camino y Fernando Hernández. “Es un equipo que lleva tiempo jugando junto y con un esquema muy organizado”, avisa Nolasco que espera de su equipo una respuesta como la ofrecida ante Benidorm.

El siete altoaragonés tan solo tiene la duda de Bonanno con un esguince de tobillo, aunque todo indica que estará en la convocatoria. El partido tiene el aliciente de que una victoria del Bada supondrá  escalar posiciones en la tabla, precisamente, a costa del Valladolid que en estos momentos es octavo con un punto más que el Bada Huesca.  El choque será arbitrado por José Manuel Iniesta y Miguel Martín.