Álvaro Vadillo gozó de minutos en El Alcoraz después de su lesión | Foto: C. Pascual
Álvaro Vadillo y Lluís Sastre volvieron a tener minutos ante el Cádiz tras varios partidos de ausencia.

El empate con sabor a derrota que cosechó la SD Huesca frente al Cádiz CF dejó casi en un segundo plano dos regresos destacados. Álvaro Vadillo y Lluís Sastre disfrutaron de minutos tras un largo periodo de ausencia. El andaluz quedó fuera de las últimas convocatorias debido a un golpe en la rodilla que recibió en el partido frente al RCD Mallorca, correspondiente a la jornada 30. El gaditano fue sustituido por Alexander González y el partido concluyó con victoria azulgrana (2-1). Desde aquel encuentro, el ’17’ estuvo ausente en los choques ante Mirandés, Getafe y Reus, regresando ante el Cádiz, cuando sustituyó a David Ferreiro (83′).

Bar Álvaro

En la presente Liga 1|2|3 Álvaro Vadillo acumula 24 partidos jugados, lo que corresponde a 1.427 minutos disputados, y ha marcado 7 goles. Es uno de los máximos goleadores junto a Gonzalo Melero y Samu Sáiz. Su gran progresión se vio truncada por aquella lesión y su regreso se produce en el momento más importante de la temporada, cuando el Huesca se juega poder disputar por primera vez en su historia un ‘playoff’ de ascenso a Primera División.

El extremo volvió a los terrenos de juego y, aunque solo tuvo diez minutos sobre el césped, se le vio con ganas de volver a ocupar un puesto en el once titular pero, sobre todo, esos minutos le sirvieron para coger confianza para volver al cien por cien, con toda la ilusión.

Sastre retornó desde el ostracismo

El otro regreso, quizá menos llamativ,o fue el del centrocampista balear. Frente al Cádiz, Sastre sustituyó a Vinícius Araújo (86′). Juan Antonio Anquela lo introdujo en el terreno de juego para aportar consistencia al centro del campo dejando a Samu Sáiz como ‘falso’ delantero centro. Saltó al césped con la misión de aguantar y conservar el balón y la ventaja, conseguida gracias al gol del ’14’ azulgrana. Su participación fue discreta y nada tuvo que influir en el devenir del partido hasta el tanto de Alfredo Ortuño que supuso el 1-1.

El mallorquín acumula 285 minutos, que corresponden a siete partidos de liga jugados. Completó el partido ante el Nàstic de Tarragona en su primera participación y había tenido minutos por última vez en el choque de Miranda de Ebro. No volvió a gozar de otra oportunidad hasta esta última jornada. La temporada del ’22’ está siendo muy discreta por unos factores concretos. Muy probablemente viajará a Oviedo y esperará su oportunidad, de nuevo, desde el banquillo.

Diego Puente
Redactor de la SD Huesca en www.sporthuesca.com | Estudiante de Periodismo III en la Universidad de Zaragoza, amante de la poesía y aficionado de la SD Huesca.