¡Somos Huesca, Somos Deporte!

Diluidos y sin respuesta del exterior

La SD Huesca salía derrotada en un derbi que nunca debió jugarse por el mal estado del terreno de juego. A pesar de ello los hombres de Anquela fueron superiores en una primera parte que, a falta de juego, plasmaron sobre el terreno de juego practicidad y empuje. La salida de vestuarios cambió poco el panorama hasta que llegó el gol de Borja. Un gol que lejos de ayudar descolocó al equipo de Anquela que, con demasiado tiempo por delante, cedió todo el terreno ganado. Los goles, fruto de errores propios, dieron alas a un Real Zaragoza que tuvo más fe y fuerza en el tramo final. El cambio de dibujo y la valentía de Agné fueron claves para superar a un conjunto azulgrana que se diluyó poco a poco sin remedio.

Sergio Herrera (4)

Bar Álvaro

Desafortunado: El primer gol llegó tras un error de cálculo inusual en él. Durante todo el partido estuvo algo inseguro por alto, raro en él esta temporada. Ese gol cuando más controlado parecida el partido fue un duro golpe que el equipo nunca logró superar. Para más inri pudo hacer algo más en el tercer gol.

Akapo (6,5)

Incisivo: Fue lo mejor de la primera parte de un Huesca muy incisivo por su banda. Fue un constante peligro y casi todo lo que generó su equipo salió por su carril. En la segunda mitad se diluyó como el resto del equipo.

Carlos David (5,5)

Suficiente: Rindió a buen nivel en la primera parte. El paso de los minutos, ya en la segunda mitad, le hizo sufrir mucho ante un Ángel que creció a base de empuje.

Iñigo López (5,5)

Correcto: Su primera parte fue casi perfecta, donde el juego del equipo y la colocación le permitieron sacar a relucir sus mejores armas. Ya en el segundo acto, el desorden tras el gol local lo expuso sobremanera, haciéndole sufrir una y otra vez a su espalda.

Jair (5,5)

Sacrificado: Estuvo dubitativo y demasiado precavido en el no despeje que ocasiona el segundo tanto visitante. A pesar de ello su partido fue bueno y su salida del campo una ruleta que pudo terminar en una tan injusta como dura goleada.

Brežančić (5)

Fatigado: Acabó el derbi superado por un Xumetra que le hizo un daño tremendo en la segunda parte. Rajko cedió demasiado terreno a su rival de banda. En la primera mitad estuvo muy correcto.

Aguilera (6)

Brújula: Su primera parte fue de manual, llegando a todo, peleando todo y abarcando muchísimo terreno. En la segunda mitad su figura se diluyó y Anquela, con sus cambios, lejos de proteger las segundas jugadas las olvidó, cosa que perjudicó y mucho la labor de un Juan descolocado.

Melero (6)

Luchador: Su primera parte, al igual que el resto del equipo, fue notable, pero, o bien el terreno tan pesado o la espiral de descontrol reinante en la segunda mitad fueron una losa demasiado pesada para un Gonzalo que poco a poco perdió notoriedad.

Lluís Sastre (6)

Generoso: El tiempo que estuvo en el terreno de juego aportó un poso especial. Está claro que Lluís ha venido para quedarse. Se adapta genial a cualquier situación y su salida del verde coincidió con el segundo gol visitante. Aun así, con él dentro, el equipo ya estaba dando muestras de debilidad.

Camacho (6,5)

Motivado: Su primera parte fue antológica. Un peligro constante y un incordio para una zaga que no sabía cómo sujetar a la línea atacante azulgrana. Su salida en el minuto 63′ sorprendió a la parroquia en un partido que le estaba yendo como anillo al dedo. Fruto de su buen balón parado llegó la jugada que derivó en el primer gol azulgrana.

Borja Lázaro (7,5) | EL MEJOR

Crecido: La llegada de competencia, lejos de acomplejarle, le ha mejorado. Su partido de nuevo fue muy completo. Se mostró agresivo, colocado y siempre acertado en casi todas las decisiones. Su gran jugada en la primera parte mereció el premio de un gol que el Huesca buscó y no encontró cuando mejor estaba en el terreno de juego.

Los cambios

Vinícius (4)

Aguerrido: A pesar de no estar el partido ni el terreno en las mejores condiciones para alguien como él, cuando salió peleó e intentó sacar a relucir todas sus cualidades. Cuando el partido se quedó sin espacios sorprendió un tanto su salida. Seguramente Anquela -fruto del gol recibido- buscó con su movilidad provocar desajustes en una zaga que agradeció la poca envergadura del brasileño.

Samu Sáiz (4)

Incomprendido: Hay jugadores que cuando se ganan el rol de titulares, con todo su derecho, pierden esa virtud de agitación. Éste es el Samu de hoy en día. Cuando entró se contagió de la penuria general y se encontró con el 1-2 y un equipo con el ritmo cambiado, además de un centro del campo superado y sin repuesta ni solución. Apenas intervino.

Alexander (5)

Goleador: Consiguió el segundo tanto local cuando el partido moría. Al igual que Vinícius, su entrada al terreno llegó tras un gol visitante. Lejos de aportar soluciones solo pudo acompañar al equipo en ese ambiente de impotencia y desolación.

NOTA GLOBAL: 5,5

Dale a Me Gusta para estar informado de la última hora y de los contenidos de este medio

Suscríbete a nuestra Newsletter | ¡Es GRATIS!
Apúntate aquí para recibir las últimas noticias en tu correo cada mañana. ¡No te pierdas nada!
Puedes cancelarla en cualquier momento