Dijá, tras ser operado. Foto: sporthuesca.com
El central brasileño del Bada Huesca fue intervenido en la misma noche del sábado y este lunes recibe el alta. El regreso de Dijà a la competición no tiene fecha.

El regreso de Dijá al 40×20 no tiene fecha fija. Lo único seguro es que dentro de 10 semanas le quitarán las agujas que sujetan su fractura en el tobillo izquierdo lesionado el sábado en una jugada fortuita de ataque contra Villa de Aranda. El central brasileño del Bada Huesca fue operado en la misma noche del sábado en la clínica Quirón de Zaragoza y este lunes recibe el alta. El periodo de recuperación lo hará en Huesca. “A partir de que me retiren las agujas veremos el tiempo de volver al terreno de juego”, afirma desde el otro lado del teléfono con un tono de voz que no esconce cierta tristeza por verse así fuera de la Asobal.

El domingo está siendo una catarata de idas y venidas por la habitación que ocupa en la Quirón. Sus compañeros de equipo, jugadores de otros equipos de balonmano, llamadas desde su país interesándose por el central brasileño que esta temporada ha asumido muchos galones en el vestuario. “Me encuentro regular físicamente y, obviamente, triste por la lesión”, dice. El jugador quiere tachar cuanto antes los días del calendario para regresar a ser productivo para el Bada, aunque consciente que hasta que llegue esa fecha “me toca ser un aficionado más desde la grada”.