Strade Bianche | Foto: gazzetta.it
Jorge Arcas se desplaza a Italia para debutar en el mundo de las clásicas. El sábado correrá la prestigiosa Strade Bianche y el domingo el GP Industria. Todavía no se ha confirmado su participación en la Tirreno-Adriático.
Perfil Strade Bianche | Foto: strade-bianche.it
Perfil Strade Bianche | Foto: strade-bianche.it

Ciclista joven en clásica joven. Este es el paralelismo que nos encontramos al conocer que el debut de Jorge Arcas en un campo tan difícil como es el de las clásicas será en la Strade Bianche. Al lector de Sport Huesca no le voy a descubrir ahora quien es el joven ciclista de Sabiñánigo pero sí escribiré sobre la gran prueba toscana a la que Movistar le va a llevar.

Al contrario de las centenarias clásicas de primavera, la Strade Bianche tan sólo cuenta con diez años de vida, pero pese a su juventud ha sabido ganarse rápidamente un lugar en la élite del ciclismo mundial. A ello ha ayudado la belleza de los paisajes de la Toscana, la salida y llegada en una ciudad con aroma medieval como es Siena, su perfil rompepiernas y su ubicación en el calendario, que la hace perfecta para quienes preparan con ahinco las próximas clásicas del mes de abril.

Pero su secreto y a la vez su encanto radica en sus tramos de caminos blancos de tierra que dan nombre a la carrera. El sterrato, como es conocido en Italia, conforma casi un tercio de la prueba, ya que de los 176 kilómetros de los que consta la clásica italiana, 53 de ellos serán sobre ese sterrato que ya hasta ha sido incluído en alguna edición del Giro. Pistas polvorientas de tierra bien pisada que se convierten en un barrizal si llueve, amplias por lo general pero con bastante piedrecilla suelta que hacen que el equilibrio sobre la bicicleta sea puro arte. Evitar las caidas es uno de los objetivos, ya que hay incluso zonas de los tramos en descenso. El otro objetivo tiene más que ver con la mecánica. Las piedras y el polvo harán que los pinchazos sean más habituales de lo normal, pero también harán sufrir a la mecánica más de lo habitual. En definitiva, un día muy difícil para un coequipier como Arcas que deberá trabajar duro ya que en sus filas contará con uno de los más serios aspitantes al triunfo final.

Movistar Team

Strade Bianche | Foto: steephill.tv
Strade Bianche | Foto: steephill.tv

Además del propio Arcas, la escuadra telefónica se presenta liderada por un Alejandro Valverde dispuesto para la batalla en las colinas de la Toscana. Además, el ocho del Movistar contará con las bazas del italiano Giovanni Visconti y el tico Andrey Amador si Alejandro no tiene un buen día. El resto de acompañantes serán Fran Ventoso, Jasha Sütterlin y los jóvenes Dayer Quintana y Marc Soler. Como director deportivo estará al mando una vez más José Luis Jaimerena. Como principales rivales para el murciano estarán el campeón del mundo Peter Sagan, Stybar, Van Avermaet y los italianos en general, liderados por Vinzenzo Nibali.

El domingo disputarán los mismos ciclistas el GP Industria e Artigianato di Larciano. 200 kilómetros ya sobre asfalto, con otro recorrido con constantes cambios de perfil y donde los corredores que se hayan podido reservar en la Strade Bianche tienen serias opciones de triunfo en un día donde el San Baronto se muestra como punto clave de la jornada.

Lo que todavía está por confirmar es la alineación que presentará Movistar Team en la Tirreno-Adriático que comenzará el próximo miércoles. Los de Unzue aún no han hecho oficial el equipo que presentarán, por lo tanto continua la incógnita para un Jorge Arcas que está deseoso de participar en una de las mejores rondas por etapas de principios de temporada.