El meta de la SD Huesca finaliza la temporada como el arquero menos goleado del Grupo 2 pese a recibir en el último encuentro dos goles por parte del Bilbao Athletic.
Dani Jiménez atrapa un balón en Fuenlabrada | Foto: sporthuesca.com - C.Pascual
Dani Jiménez atrapa un balón en Fuenlabrada | Foto: sporthuesca.com – C.Pascual

El Huesca de los récords conquistó ayer por la tarde el campeonato de liga por primera vez en su historia. Buena parte de los puntos sumados por el conjunto oscense a lo largo del año se deben a la histórica temporada de su portero Dani Jiménez, que acaba el curso como el portero menos goleado del Grupo 2. Si David Mainz inscribía con letras de oro su nombre en la historia del Huesca gracias al gol que le daba a los de Tevenet el campeonato, Dani Jiménez hace historia en el club altoaragonés convirtiéndose en el Zamora del grupo permitiendo que su equipo sea el conjunto menos goleado con únicamente 30 goles en contra (0’79 por partido), los mismos que ha encajado en total el Bilbao Athletic, que esta temporada ha jugado con tres porteros diferentes.

David Morillas y Dani Jiménez han sido los dos únicos integrantes de la plantilla azulgrana que han jugado todos los partidos de la presente campaña hasta la fecha (38). Ambos futbolistas acumulan más de 3.400 minutos defendiendo la elástica del Huesca sobre el verde en su primera campaña en el club. El portero del Huesca encara la promoción de ascenso siendo el tercer portero de los cuatro campeones que menos goles ha recibido, con peores números que Reina, del Nástic (23 goles en 35 partidos); y Aulestia, del Cádiz (19 goles en 36 partidos). Por detrás de Jiménez está Esteban, del Real Oviedo (31 goles en 38 partidos).