Motorland Moto GP

Dani Calvo, el oscense ‘infiltrado’

0
El próximo rival de la SD Huesca tiene en sus filas a un jugador de la tierra. Se trata de Daniel Pedro Calvo San Román, de 23 años que se ha ganado la confianza de su técnico Jagoba Arrasate actuando como fijo en el centro de la zaga numantina.

Daniel Pedro Calvo San Román (Huesca, 1 de abril de 1994) es hijo del futbolista, en los años 80, de la S.D. Huesca, Real Valladolid y Deportivo de la Coruña. El central oscense se comenzó a formar en las categorías inferiores del Peñas Oscenses, donde llegó hasta su última temporada como juvenil fichando entonces por el equipo División de Honor del Numancia a esa edad.

Bar Álvaro

Tras el fin de su etapa como juvenil, el conjunto numantino siguió apostando por él y lo incorporó al filial soriano en Tercera División, donde alternó entrenamientos con el primer equipo.

Su debut en la categoría de plata del fútbol español se produjo ya en la campaña 2013-14. Lo hizo ante el Eibar, en el último partido de esa temporada. En febrero de 2015 renovó por primera vez su contrato con el Numancia hasta 2017, aunque fue cedido al Levante ‘B’ de Segunda ‘B’ para continuar con su progresión.

La presente campaña ha sido la de la consolidación en la zaga numantina. Tras no contar prácticamente nada en el primer tramo de competición, Dani jugó su primer partido como titular justo antes del parón invernal. Desde entonces es un fijo como defensa central en las alineaciones de Arrasate, siendo además un jugador determinante en ciertos encuentros como así demuestra los tres goles que ha anotado desde entonces. El último de ellos ante el UCAM Murcia, el pasado 6 de mayo, que le valió los 3 puntos a su equipo para cortar una mala racha que les abocaba a los puestos peligrosos de la tabla.

Calvo terminaba contrato este mes de junio, pero el club numantino se apresuró a renovarlo por tres temporadas más por lo que su relación contractual es hasta junio de 2020.

Sin duda, el partido de este domingo ante la SD Huesca, será especial para el joven oscense de 23 años que salió de su ciudad natal con un empeño entre ceja y ceja: ser futbolista profesional.

También podría interesarte Más del autor

Comentarios