Dani Benítez ha sonado con fuerza como refuerzo del Huesca | Foto: teinteresa.es
El jugador balear, que no ha renovado con el Alcorcón y vuelve a estar libre en el mercado de fichajes, habla en una entrevista a ‘El Español‘ de su infancia, sus comienzos en el mundo del fútbol, su paso por Huesca y sus planes de futuro.
Benítez en su primer entrenamiento con el Huesca | Foto: SD Huesca
Benítez en un entrenamiento con el Huesca | Foto: SD Huesca

Dani Benítez (Lloseta, Islas Baleares, 1987) comentó su paso por Huesca: “Eso toca explicarlo. Allí hubo un conflicto porque el director deportivo dijo que yo quería cambiar las condiciones cuando llegué, pero no fue así. Yo estaba convencido de jugar en el Huesca porque le tenía mucho cariño a Anquela, al que tuve de entrenador en el Granada. Tenía, además, algunos compañeros allí y entrené con ellos. Y luego, por la tarde, al firmar el contrato, había algunas condiciones que aparecían y que a mí no me habían dicho. Y desde allí nos fuimos a Madrid para firmar por el Alcorcón“.

El atacante balear habló de su etapa en Alcorcón: “Hice una minipretemporada, todo iba muy bien y comencé a entrenar con el equipo. Y el segundo día, en un partidillo, fui a rematar un balón al segundo palo y, como había llovido, me resbalé y al caerme el pie se me quedó enganchado en una tramplilla que hay entre el campo y la pista de atletismo. Pero gracias a Dios fue una contusión. Y bueno, este año, cuando entró el nuevo míster, decidió que no seguiría, así que a esperar que se mueva el mercado y que llegue un equipo“.

Por último, Benítez habló de su futuro: “En realidad, soy persona de presente y no de futuro. Pero, dicho esto, mis hijos son mi futuro y mi vida. Estoy separado, pero los tengo cuando puedo y cuando estoy con ellos se me cae la baba. Y hablando de ellos, evidentemente, mi familia y mis tíos también son mi futuro, que son los que me han ayudado ahora y los que van a estar aquí“.