Diario online deportivo

Cuestión de diferencias

El derbi aragonés no defraudó, ni dentro ni fuera del campo. A quien esto escribe, que gente veterana y con solera se pusiera ayer la bufanda durante y tras el partido, cuando días y horas antes consideraba la visita del Huesca como un acontecimiento simpático como hiciera hace 7 años, no deja de sorprenderle.

Lo cierto es que el partido vino marcado por las diferencias: el más potente, espoleado por los suyos, fue dominado por el visitante y estuvo a su merced en el juego y en el marcador, arreglando en parte en la segunda parte lo que no había sabido hacer desde el inicio.

Fran Mérida celebra su gol en La Romareda | Foto: C.Pascual
Fran Mérida celebra su gol en La Romareda | Foto: C.Pascual

En cambio, el Huesca, con orden y sin referencia ofensiva, dominó el partido en la primera media hora pero sin causar casi sustos a la meta zaragocista salvo una volea de Mérida, el mejor azulgrana de largo.

En el minuto 35 empezaron a llegar las diferencias: el Zaragoza, que sólo había visitado el área de Leo Franco con un remate de cabeza de Leandro Cabrera, fue espabilado por una chilena de su delantero Ángel y despertado por una afición zaragocista callada hasta ese entonces, para minutos después establecer la primera diferencia: quien tiene un delantero, marca. Y no es que el Huesca no los tenga, pero con Luis Fernández fuera del partido por acumulación de amonestaciones y Jonathan Moya riéndose del Huesca en Costa Rica a falta de otra versión más creíble, Anquela confirmó que Mainz no le sirve para sentarse en el banquillo y que prefiere jugar sin un delantero referencia antes que alinear a Figueroa.

Antes del descanso, sobró la provocación de Camacho (cuyo partido fue muy digno por cierto), los insultos racistas hacia Machis, el pelotazo de Carlos David y la tontería de Ángel, que le mandó justamente a la calle.

Tras el receso, el banquillo también marcó diferencias: mientras que Carreras arregló el descosido que sufría el Zaragoza, a Anquela no le quedó más remedio que tirar de lo poco que tenía y quedarse muy pronto sin argumentos que pudieran variar los acontecimientos del partido.

Llegó tan pronto la voltereta que cuando el Huesca quiso darse cuenta el panorama había cambiado: en superioridad, con marcador a favor y una afición de uñas con su equipo, otra nueva diferencia estribó en que los oscenses no supieron manejar el tempo del partido, y muy pronto vieron como el Zaragoza inclinaba el choque a su favor, y no supieron ni pudieron capear el temporal.

Con un jugador más, la afición local pidiendo con sana burla que botara El Alcoraz, Bono se convirtió en héroe para negarle por dos veces el gol a los azulgranas, otra de las diferencias del partido, a pesar de que Leo Franco respondiera bien a un tiro de Eric Morán.

“El fútbol fue justo con el Huesca y le devolvió parte de lo que había regalado en los 90 minutos”

Carlos David hacía el definitivo 3-3 en el descuento | Foto: C.Pascual
Carlos David hacía el definitivo 3-3 en el descuento | Foto: C.Pascual

Al final, y por una vez, al Huesca le sonrió la suerte, el fútbol fue justo con el Huesca y le devolvió parte de lo que había regalado en los 90 minutos por culpa de tantas diferencias, que no fueron más porque la zaga blanquilla se mostró generosa en exceso, en el primer y el tercer gol oscense sobretodo.

Tras lo del césped, la diferencia más importante es que el entorno azulgrana se dio por contento con el empate, a pesar de haber desperdiciado una ventaja numérica y en el marcador, y a parte del entorno zaragocista, para quienes un Huesca sin pegada, con bajas y sin una referencia clara, iba a ser poco menos que un juguete, aprovecharon la incorrecta actitud de Camacho en un lance del juego, para hacer sangre del rival, sin ver las carencias de un Zaragoza que ayer debiera haber ventilado el partido por la vía rápida en condiciones normales.

Le pese a quien le pese, cuando Zaragoza y Huesca se enfrenten en partido oficial, se jugará un derbi, aunque a diferencia de lo que pasa esta temporada, el Zaragoza bien debiera retornar a Primera y el Huesca afianzarse en Segunda, pero hasta que el ascenso de los blanquillos se haga efectivo, (ojalá en mayo o en junio), tendremos la segunda parte de este partido, y veremos entonces, a finales de mayo, si hay tantas diferencias como ahora, o más o quizá menos.

[ad name=”Anuncio para Artículos”]

Suscríbete a nuestra Newsletter | ¡Es GRATIS!
Apúntate aquí para recibir las últimas noticias en tu correo cada mañana. ¡No te pierdas nada!
Puedes cancelarla en cualquier momento
Comentarios