La derrota contra Anaitasuna fue tan triste y dolorosa que el Bada necesita de una victoria con buen juego para lavar la imagen dada en el Palacio de los Deportes hace (casi) dos semanas. Hay partidos significados para ello.

bada - anaitasuna 12El calendario de la Asobal deparó dos encuentros consecutivos para un siete altoaragonés que siempre tiene marcado a fuego sus enfrentamientos contra Anaitasuna y BM Aragón. Los navarros son viejos conocidos. Alfombraron trayectorias similares desde la División de Honor B y ha habido trasvase de jugadores entre ambas plantillas. Eso siempre imprime un matiz especial a los clubes y a los verdaderos protagonistas del 40×20. Los duelos contra el BM Aragón huelgan comentarios. Los zaragozanos marcaron el paso y ahora siguen la estela de los oscenses. Y eso duele, pero duele más que ganaran cuando cierran la clasificación.

El calendario no ha permitido tapar la derrota contra los navarros. La oportunidad llega este sábado, en el Siglo XXI. Que los de Deme aniden en la cola de la Asobal no puede llevar a nadie al engaño. Es un buen equipo, y en cada partido lo van a dar todo, porque todo le va en ello. El técnico del Anaita ya lo dejó claro tras el meneo que su equipo le dio al de Nolasco en el Palacio. El BM Aragón tiene mucho más balonmano de lo que dicta su clasificación. Ganó al siete de Pamplona.

“La seña de identidad de este equipo siempre ha sido la actitud, la garra y la solidaridad”

A nadie se le escapa que el Bada vive en un momento raro. Cuando volver a Europa es ya una quimera, con jugadores rindiendo por debajo de lo que han hecho en otras temporadas y en otros equipo, con la incertidumbre de lo que pasará la próxima temporada debido a que el Gobierno de Aragón cierra el grifo del convenio y anclados en la medianía de la tabla donde es fácil caer en un dejarse llevar es el momento del coraje. La seña de identidad de este equipo siempre ha sido la actitud, la garra y la solidaridad. Es cierto que las lesiones han golpeado a la línea medular del equipo durante varias jornadas, pero no se puede quedar en excusa.

El equipo necesita ganar y debe dar a su afición una alegría, inmensa, con la obtención de los dos puntos en juego contra el BM Aragón. Poco sitio deja el calendario para obtener un botín que, se quiera o no, valdrá lo mismo que con cualquier otro equipo, pero nunca saben lo mismo.