Doldán en esta ocasión va a tener como rival a Dijà. Foto / C.Pascual
Clausurada la pretemporada, el Bada Huesca se dispone a iniciar una nueva temporada en la Asobal. El telón se abre este sábado en Cuenca. La cita arranca a las 18.30 y el equipo viaja esta tarde.

Entre las verdades absolutas de esta Asobal es que la cancha de Cuenca es una de las más calientes. Uno de esos 40×20 donde las gradas aprietan. Al calor de su afición, Cuenca se crece y más de un rival se achica. Hay jugadores que se arrugan. También hay quienes se crecen. Tipos que gozan cuando ven a la afición rival que no desfallece. Ganar en una cancha así sabe mejor. Y allí volverá a intentarlo un Bada Huesca que arranca un nuevo capítulo en la Asobal en una pista dura. Otra (casi) verdad del balonmano y extensible (casi) también a cualquier otro deporte es que el jugador que se enfrenta a un exequipo suele firmar buenos partidos. De esto, la historia del BM Huesca tiene nombres para aburrir. Y cuenca espera al siete altoaragonés con Adrián Nolasco, Doldán y Agustín Vidal, más lejano en el tiempo su paso por el Palacio de los Deportes, pero que suele liarla con su poderoso lanzamiento y abigarrada defensa. Es argentino y es balonmano. Para qué añadir más.

Bada viajará a Cuenca con el ánimo de estrenar su casillero. Buscará dos puntos ante un bloque “similar -tal como lo califica el preparador del siete altoaragonés, José Francisco Nolasco- al nuestro”. El primer partido de cada competición regular suele descansar en la incógnita. Ambos han sufrido cambios en sus plantillas que aún necesitan conjuntar. Llegan con los jugadores alistados, pero sin estar a plenitud de su potencial.

De lo que ha podido escudriñar Nolasco, ve a un Cuenca con un bloque “importante”, aunque se les cayó a finales del pasado mes el lateral zurdo canario Ojeda y por lesión en el labrum del hombro Rafa López. Ha incorporado, además de los exHuesca, a jugadores como Nacor Medina, un central con pasado por distintas ligas europeas, tiene a Thiago y Perovic para hacer daño y en la portería ancla un talento como es Kilian Ramírez que acompaña al brasileño Leo.

Nolasco subraya que toda primera jornada es una sorpresa. Esta empezará a desvelarse desde las 18.30 del sábado con dos árbitros recién ascendidos a la categoría.