Imagen durante el partido / Foto: Diego Ayllón - cuencanews
Teixeida se eleva sobre la defensa conquense para buscar una buena opción de lanzamiento. / Foto: Diego Ayllón – cuencanews
El Bada Huesca arranca con una dura derrota en Cuenca una nueva temporada en la Asobal. El equipo se deshizo en la segunda parte. El miércoles, en el Palacio de los Deportes, recibe al Benidorm.

Con un porcentaje por encima del 50 en el primer acto, el Bada Huesca chocó con un inspirado Leo que dinamitó el ataque del siete de Nolasco. Y ya se sabe que en esto del balonmano si tienes garantías atrás, la muralla se hace más pétrea, ganas en confianza y estás más listo arriba. Si además, tu pista es una de las más calientes de la liga Asobal, con una afición entregada al máximo, como no endereces pronto el partido tu presencia se convierte en un infierno.

El Bada busco la forma de mover el bloque defensivo de un Cuenca con varios exHuesca en sus filas. Doldán –en la historia más reciente- y Vidal –en la lejana- partieron de inicio en el equipo manchego que también cobija a Adrián Nolasco. Si Teixeira se había destapado en los últimos amistosos por su poderío, en el primer bloque del encuentro se atascó y eso lo notó un Bada que no estuvo tan fino defendiendo como se podía esperar por lo visto en los amistosos de la pretemporada.

En el arranque del segundo acto hubo un amago para cambiar las cosas. Fue un espejismo. Val puso el 15-13 para alimentar un cambio en el gobierno del partido y los manchegos respondieron con un parcial de 3-0. El tiempo muerto de Nolasco (18-13) tampoco surgió efecto y el siete local dio ese pasito que deriva en control del 40×20 hasta el bocinazo final con 17 minutos aún por jugar.

El trabajo de los locales sirvió para abrir brechas importantes. En el minuto 44 dominaba de forma tajante en el electrónico con un 24-17 que no admitía dudas de lo que ocurría sobre la pista. Y cuando el partido entra en esa espiral donde no te sale nada, lo mejor era replegar velas, tener muy en cuenta lo ocurrido y analizarlo de la manera más rápida posible, porque no hay ni tiempo de lamentarse, este miércoles vuelve la Asobal y con un rival de campanillas en el palacio: Benidorm.

BM Cuenca: Leo (p), Nacor Medina (4), Doldán (2), Mendoza, Thiago  Alves (7), Agustín Vidal (2) y Perovic (5). Siete inicial. Carlos Casas (ps), Fernández Galán, Canyigueral (4) , López Ortega, Del Palacio, Adrián Nolasco (3), Rafael López,  Sergio López (7), Garajonay (ps).

Bada Huesca: Arguillas (p), Teixeira (1), Val (2), Camas (6), Dijà (4), Ariño (1) y Marcelo (6). Siete inicial.  Jorge Gómez (ps), Carmona, Mugerza (1), Carró (2), Félez (1), Oier, Marco Mira, Bonnano y Jorge Garzo.

Parciales cada cinco minutos: 2-2, 5-4, 7-6, 10-7, 13-9, 14-11 (descanso) 16-13, 20-16, 24-17, 26-18, 29-23 y 34-24

Árbitros: Iniesta-Martín Soria. Excluido Marco Mira del Bada Huesca.