Andrés Fernández, Jokin Esparza, Óscar Vega y Jorge Galán | Foto: Heraldo
Hasta el descenso de Huesca a Segunda ‘B’ en 2013 y el de Osasuna a Segunda en 2014, fueron muchos los futbolistas que, criados en Tajonar, dieron sus primeros pasos en el fútbol profesional en el conjunto altoaragonés, gracias a un convenio de cesión de futbolistas entre los clubes navarro y oscense.
Las cuatro cesiones de Osasuna a Huesca para la temporada 2010/2011, Andrés Fernández, Jokin Esparza, Óscar Vega y Jorge Galán | Foto: Heraldo
Andrés Fernández, Jokin Esparza, Óscar Vega y Jorge Galán | Foto: Heraldo

Ya en la primera temporada de los azulgrana en Segunda División, la 08/09, la Sociedad Deportiva Huesca se nutrió de tres futbolistas procedentes del Club Atlético Osasuna en calidad de cedidos, los tres sin casi superar la veintena de años: Nico Medina por un lado, delantero chileno que ya había competido la campaña anterior en la categoría de plata en las filas del Eibar también como cedido; actualmente milita en el CD San Marcos de Arica de su país natal. Y Jokin Esparza y Ion Erice, futbolistas ahora de CD Toledo (cuyo director deportivo, Joaquín Sorribas, fue compañero suyo en el Huesca) y Real Oviedo respectivamente. Al igual que Medina, pero salido de Tajonar, Erice ya jugó la segunda vuelta de la campaña 2007/2008 cedido en el Málaga, entonces en Segunda División, con el que lograría el ascenso a Primera aunque sin mucha participación. Esparza, también salido de Tajonar, llegó al Alto Aragón procedente  directamente del filial rojillo. Vivió dos etapas más en las filas del Huesca tras fugaces pasos por el primer equipo de Osasuna: nuevamente como cedido en la 10/11 y ya libre en las 11/12 y 12/13, marchándose en enero de ese año a Panathinaikos.

Tras la holgada salvación en su primer año en la Liga Adelante, para la temporada 2009/2010 fue el defensa central Jon Echaide, ahora también en el Toledo, quién se enrolaría en el equipo de Antonio Calderón procedente de Osasuna B, que en la campaña anterior había jugado en el mismo grupo que la SD Huesca en Segunda División ‘B’. Sin embargo, su estancia tan solo duró hasta diciembre, cuando regresó al filial navarro ante la falta de oportunidades. Volvió a probar suerte en la siguiente temporada también como cedido, y tras permanecer en el primer equipo del CA Osasuna en Primera División en la 2011/2012 gozando de minutos, regresó al conjunto azulgrana en enero de 2013, a la par que Jokin Esparza se marchaba a Panathinaikos, con el objetivo de salvar al equipo del descenso, objetivo que finalmente no se pudo cumplir.

La temporada 2010/2011 fue en la que más futbolistas rojillos coincidieron en las filas del Huesca, hasta un total de cinco: los ya mencionados antes y que regresaron al conjunto azulgrana Jokin Esparza y Jon Echaide y los “nuevos” Jorge Galán, Óscar Vega y Andrés Fernández. Jorge Galán y Óscar Vega (repitió como cedido la siguiente campaña) militan actualmente en Real Unión y Lleida respectivamente, mientras que Andres Fernández lo hace en el Granada. Este último se proclamó zamora de Segunda División en la temporada que permaneció defendiendo la portería de la SD Huesca, por lo que, tras tres temporadas jugando en Osasuna en Primera División a gran nivel, se marchó a Oporto primero y a Granada después.

Nacho Zabal defendiendo la meta oscense | Foto: sporthuesca.com
Nacho Zabal defendiendo la meta oscense | Foto: sporthuesca.com

En la 2011/2012, se unieron a Jokin Esparza en el Huesca los defensas Ekhi Senar (cedido), ahora en el Lleida, y Josetxo (fichado), ya retirado. El último atisbo de relación entre ambos clubes llegó en la temporada 2012/2013, la última del Huesca en Segunda División hasta el ascenso de la pasada campaña y la penúltima de Osasuna en Primera. En aquella ocasión, fueron Annunziata y Natxo Zabal los que se unieron a Esparza y Echaide en la primera plantilla de la Sociedad Deportiva Huesca. Annunziata, ahora en el Caudal Deportivo, llegó procedente de Tajonar con 24 años. Zabal, ahora en el Toledo junto con Echaide y Esparza, ya había jugado en la Liga Adelante con el Numancia en la campaña anterior, y siguió ligado al conjunto oscense en la 2013/2014 en Segunda División ‘B’. Recientemente, eso sí, se produjo el fichaje de Manolo por Osasuna tras rescindir con el Huesca.

Las tornas entre ambos equipos estuvieron a punto de cambiar la pasada temporada: mientras que el Huesca ascendía a Segunda División tras vencer a Huracán en El Alcoraz, Osasuna se salvaba in extremis de descender a la categoría de bronce gracias un gol en Sabadell en el tiempo añadido.