coach deportivo
El coaching deportivo es un proceso de entrenamiento y un aprendizaje para que el deportista haga emerger sus habilidades y capacidades, traduciéndolas en éxitos deportivos. Para lograr los objetivos trabaja desde la motivación hasta la implicación y el compromiso con los propios objetivos.

¿Qué es un Coach Deportivo?

coachUna de las palabras que últimamente están en todo tipo de sectores, sobre todo en el deportivo y el empresarial, es la de coach y coachin, pero veamos que es y como funciona en el terreno deportivo.

Por definición es la persona que ayuda a mejorar, a sacar lo mejor de cada persona, a potenciar los valores de los individuos y a conocer cuáles son los puntos débiles y los fuertes para seguir avanzando, entre muchas otras cuestiones.

En el ámbito deportivo esta figura es muy importante, ya que ayuda a gestionar correctamente personas, equipos y clubs para obtener siempre el máximo beneficio.

El coach deportivo es un profesional, que saca el máximo rendimiento de las personas a través de la gestión del conocimiento.

Los valores del coach mezclan ámbitos humanos, deportivos y directivos, para ser lo más completos posibles. El coach deportivo actual deberá ser líder, colega y una persona con el carisma suficiente para confiar en él.

Muchos deportistas de élite son gestionados por coachers deportivos aplicando sus técnicas y valores.

Pero no solamente los deportistas más aclamados obtienen éxitos, porque los principios del coaching sirven para gestionar a técnicos, árbitros, entrenadores de centros deportivos, y consultores deportivos en general. Esta figura ha dejado de ser algo destinado a unos pocos para extenderse a todos los estamentos de la sociedad

 Características fundamentales del Coach Deportivo

 1• El valor del líder: una de las cualidades del buen coach es ser líder. Pero no uno cualquiera, puesto que muchos gestores son líderes, pero no saben llevar a las personas correctamente.

El líder autoritario no sirve, porque crea un clima de desconfianza y miedo claramente negativo, pero el líder demasiado blando acaba siendo un blanco fácil de engañar.

Para ello, es vital marcar distancias pero actuar como uno más, como un amigo o un colega al que le podemos contar nuestros problemas.

 2 • Ensalzar lo personal: potenciar el sentido de la persona por encima de la profesión.. Conociendo los valores humanos, el coach podrá saber cómo potenciar lo mejor de cada uno.

 3 • Ser dialogante: El coach está en constante contacto con las personas que gestiona y aconseja. Por tanto, deberá saber hablar y escuchar al mismo tiempo para poner las cosas fáciles entre ambas partes. Debe ser una persona abierta, con respuestas. Debe transmitir conocimiento, pero también información, realidades, deseos… y la ejecución de los mismos.

 4 • Buen comunicador: Como tiene que saber transmitir valores y acciones a realizar, la comunicación y la manera de comunicar es totalmente imprescindible . El coach sabrá dar ideas de forma amena, clara, concisa, con la finalidad de que el objetivo llegue de una manera más fácil a todos.

 5 • Optimista: Sin grandes dosis de optimismo no se llega a buen puerto. En el deporte es fundamental para seguir adelante, y poder dar las claves para que el deportista se levante cuando esté derrotado.

 El coach debe inculcar el sentido de la lucha y, a la vez, transmitir la realidad cuando ésta sea negativa, pero dar las herramientas suficientes para seguir de nuevo.

 6 • Saber canalizar emociones: El coach se convierte en psicólogo con el fin de llevar por el buen camino a sus discípulos, controlando sus sentimientos para que no interfieran en el proceso de aprendizaje y de entrenamiento. Su responsabilidad es hacer crecer a las personas, pero también saber tocar los pies en el suelo cuando sea necesario.

 7 • Ser empático y motivador: La empatía es una cualidad de todo líder. El coach tiene grandes dosis de empatía que le llevarán a mover masas gracias a su saber hacer. A la vez, la motivación es un elemento crucial para que todo el trabajo del coach con su equipo tenga sentido. Para lograr los objetivos, el coach debe saber persuadir a los miembros de su organización con incentivos, premios-logros, generando confianza y responsabilidad.

 8 • Preparado para el cambio de la sociedad: el coach no permanece inmóvil, sino que se adapta al cambio, lo mueve, se ajusta a él y le saca el máximo partido para salir adelante.

 9 • Saber guiar, orientar y acompañar: El coach debe tener muy claro que es un guía a seguir por parte del deportista, el club o el equipo.. El coach analizará siempre la situación, la estudiará y valorará, y creará un plan conjunto que deberá respetarse.

 10• En continua formación: Nada está aprendido. Aunque el coach es, normalmente, un alto profesional del deporte, este ámbito se renueva constantemente, por lo que el profesional deberá asistir a cursos de formación, debates, eventos y otros relacionados con este sector, con el de la empresa, etc, para conocer siempre las novedades que van surgiendo, con el fin de aplicarlas en sus métodos de trabajo.

 11• Fomentar el trabajo en equipo: Tanto si trabaja con una persona como con un equipo de varias personas, potenciará las reuniones y las decisiones en grupo. Ello permite aprender de los demás, hacer participar al grupo, conocerse mejor y en convivencia, y crear un clima laboral positivo que permita la estabilidad.

 12 • Innovador: Emprendedor, sin límites, atrevido, capaz de afrontar nuevos retos. El coach debe innovar y trasmitirlo a las personas que gestionan para que hagan lo mismo. Se trata de acostumbrar al resto de personas a valerse por si mismos.