Foto de familia de los cicloturistas de la salida del sábado. Foto: CC Oscense
El pasado fin de semana los socios del Club Ciclista Oscense disfrutaron de doble ración de cicloturismo, con la segunda salida Gran Fondo por las comarcas altoaragonesas y la sexta del Concurso Social.

El sábado fueron más de 50 los ciclistas que se juntaron a las 8.00 en la Plaza de Navarra para disfrutar de una mañana primaveral en bici. Se prepararon dos rutas para que cada uno, dependiendo de su nivel, eligiera cual le convenía más. La vuelta a Rasal era la salida programada para la masa social, con un recorrido de 100 kilómetros y 1.300 metros de desnivel positivo, que en durante la primavera es una ruta idónea tanto por su recorrido como por sus paisajes. Los más exigentes hicieron la vuelta al Monasterio de San Juan de la Peña, pasando por las comarcas de La Jacetania y el Alto Gallego, además de la Hoya de Huesca, una ruta de algo más de 160 kilómetros y 2.000 metros de ascenso, pasando por el puerto de Santa Bárbara, Puente La Reina de Jaca, Santa Cruz de la Seros y el citado Monasterio.

La sexta salida social del Club, con un recorrido rompepiernas de continuo sube y baja fue de Huesca hasta Sasa del Abadiado, donde estaba situado el punto de control. El recorrido consistió en subir a Sabayés por Nueno para posteriormente bajar por Apiés hasta el cruce de Fornillos, donde los ciclistas afrontaron la parte más dura de la salida, con varias subidas exigentes, así como la vuelta a San Julián de Banzo para finalmente bajar hasta Sasa por Barluenga y tras el control de firmas, regresar a Huesca por Loporzano y el Estrecho Quinto. En esta ruta, los alargues para los ‘pros’ fueron subir por Nueno hasta el km 18, y tras el control, ir hasta Vadiello y ascender a la localidad de Santa Eulalia la Mayor.