Dentro del carrusel de presentaciones de los nuevos jugadores de la SD Huesca hoy era el turno del central zurdo Christian Fernández, jugador cedido por Las Palmas.
Lalo Arantegui y Christian Fernaández en su presentación | Foto: sporthuesca.com - Pablo Barrantes
Lalo Arantegui y Christian Fernaández en su presentación | Foto: sporthuesca.com – Pablo Barrantes

El director deportivo Lalo Arantegui comenzaba la comparecencia agradeciendo la cesión a la UD Las Palmas y presentado al jugador al que describe como “una pieza importante dentro de la plantilla, con experiencia en equipos de Primera -como lateral- y de Segunda como es el caso de su actual equipo”, donde actuó en el centro de la zaga reconvertido por el técnico Paco Herrera.

Christian se mostró ilusionado y satisfecho por lo que ha encontrado en Huesca a su llegada: “Se ha respetado un grupo fuerte que viene desde el año pasado y que consiguió el ascenso. Eso siempre es importante para los jugadores que llegamos nuevos, porque nos hace ver la importancia que supone para Huesca que el equipo esté en Segunda División. Además se apuesta por una línea continuista con respecto al año pasado y que tantos éxitos dio, que hace que los que llegamos nuevos nos adaptemos más rápido a la filosofía del Club”.

Ve al Club como una familia y lo considera importante para el devenir de la temporada y el rápido acoplamiento de los nuevos efectivos. Es consciente de que no está al 100% pero si se ve al nivel competitivo del resto del grupo: “Estoy muy agradecido tanto al Club como a la plantilla por el recibimiento. Se nota que es un Club familiar en el que el jugador que viene nuevo rápidamente se le acoge con cariño. Yo llevo muy poco, no llega a dos semanas, y pediría un poco de paciencia porque a medida que pase un poco el tiempo se irá viendo mi mejor versión, aunque soy consciente de que las exigencias de la competición no permiten eso y por eso creo que estoy en condiciones de competir y que he cuajado una buena pretemporada”.

Fernández reconocía a los medios que tanto él como el resto de sus compañeros tienen ganas de que comience la competición: “Somos gente muy competitiva que vive del domingo a domingo y a mi personalmente es lo que me llena; esos 90 minutos del fin de semana donde tienes que medir tus fuerzas con las del rival. Este partido va a ser una buena piedra de toque para saber donde nos encontramos en este inicio de Liga y ojalá podamos conseguir los primeros tres puntos ante nuestra gente”.

“He desarrollado mi carrera en la posición de lateral”

En cuanto a su versatilidad en el terreo de juego, desarrolló su carrera como lateral pero se encuentra muy cómodo en el centro de la zaga donde ya actuó el pasado año con Las Palmas: “Ya el año pasado se tomó la decisión con Las Palmas y con Paco Herrera de que yo jugará de defensa central. El míster creía que tengo la capacidad técnica y física para jugar en esa demarcación y así lo hicimos, aunque no olvido que si estoy hoy aquí es porque he desarrollado mi carrera en la posición de lateral, creo que haciéndolo bien, ahí están los resultados, y ahora comienza una nueva etapa en la que me encuentro con ganas y con mucha ilusión”.

“El Alavés es un equipo que juega muy directo, con un fútbol muy práctico y que vive en gran medida de las segundas jugadas”

En cuanto al rival, el nuevo central azulgrana lo conoce a la perfección y está confiado en poder sacar los tres puntos el sábado en El Alcoraz: “El partido ante el Alavés lo tenemos muy bien preparado. El míster ha diseccionado muy bien sus virtudes y sus defectos y lo único que puedo decir es que es un choque en el que tenemos que ser muy inteligentes y trabajar como equipo para ser muy sólidos defensivamente. Ellos son un equipo que juega muy directo, con un fútbol muy práctico y que vive en gran medida de las segundas jugadas. En el momento que seamos capaces de enlazar dos o tres pases con seguridad, las transiciones con la gente rápida que tenemos arriba van a funcionar y podemos hacerles mucho daño”.

Christian espera un buen ambiente en el fortín azulgrana donde ve clave que sea una caldera durante la temporada para cumplir el objetivo: “Lo que le gusta al jugador es sentir el calor de su gente y aquí en El Alcoraz, por sus características y su estructura, nos posibilita que esa presión se palpe más por parte del rival y que nosotros notemos más ese ánimo que nos van a insuflar ya desde el primer momento”.

“El equipo que sale a empatar acaba perdiendo”

No dejó pasar la oportunidad de dejar patente su ADN ganador y no se conformaría con el reparto de puntos en el primer partido en Segunda División: “El equipo que sale a empatar acaba perdiendo. Creo que tenemos que ser ambiciosos desde la primera jornada, dejarnos notar, ser un equipo intenso y valiente. Creo que tenemos suficientes armas de medio campo para arriba para generar mucho daño al rival. La clave en Segunda División, me lo dice la experiencia, es que el conjunto que sea sólido defensivamente, que trabaje como equipo y que no conceda nada al rival está llamado a colocarse en los puestos de arriba”.