Tres esquiadores con el logo de Gallinero. Foto: Aramón
La estación de esquí de Cerler ha puesto en servicio su pista más señera: Gallinero. Se trata de la cota más alta del complejo, que con sus 2.630 metros de altitud permite un desnivel esquiable de 700 metros hasta el Ampriu.
Tres esquiadores con el logo de Gallinero. Foto: Aramón
Tres esquiadores con el logo de Gallinero | Foto: Aramón.

Una de las novedades respecto a temporadas anteriores es el logo de una ‘G’ en forma de gallina. La apertura de la pista ha sido posible gracias al gran trabajo que durante la última semana han realizado los maquinistas de la estación. Según explica el director de la estación, Gabi Mur, Gallinero es “una pista para esquiadores de nivel medio-alto”, con cambios de pendiente lo que lo convierte en un trazado muy especial que gusta mucho a los aficionados asiduos a la estación. En este momento, la única pista abierta desde esa cota es la Canal de Gallinero.

La apertura de Gallinero permitirá de forma paulatina abrir uno de los sectores más divertidos del centro invernal ribagorzano. Desde la cota alta de Gallinero parte la 9K, conecta con la negra de Marmotas y habilitará llegar al Ampriu por la Canal Amplia –negra- y Codornices, roja exigente.

Los alumnos del Centro Especializado en Tecnificación de Deportes de Invierno de Aragón, que estos días entrenan en la estación ribagorzana, utilizarán la pista para practicar el eslalon.