CABECERA Web Completa

Un centro del campo gafado

3
Si hay una posición gafe en este inicio de LaLiga 1|2|3 para esta SD Huesca es la de mediocentro.

Tras le retirada del campo de Juan Aguilera por molestias en la zona isquiotibial cuando el electrónico marcaba el minuto 36 de la primera parte, son ya muchos los contratiempos que lleva esta temporada el conjunto azulgrana en la zona medular. Como si de un mal de ojo se tratase, la SD Huesca lleva 12 jornadas en las que por unas u otras razones no ha podido contar con todo el potencial en su mediocampo.

Bar Álvaro

La salida de Fran Mérida iniciada la pretemporada aceleró y de que manera la llegada de un nuevo medio que se uniera a Aguilera y Bambock. El primero en llegar fue Gonzalo Melero, que si bien es cierto a priori contaba más para la mediapunta como recambio de Samu Sáiz, podía desarrollar perfectamente la función de mediocentro. También la llegada de Jesús Valentín podía ofrecer en según que circunstancias una opción como hemos visto en partidos como Córdoba, Sevilla Atlético o Elche. A ellos había que sumar la opción de Camacho, que siempre garantiza trabajo y experiencia. Por último, iniciada ya la temporada, se unió al grupo David López, que venia a suplir las carencias técnicas que el cuadro oscense vislumbraba en las primeras jornadas.

Pero si hay un dato que marca el inicio del mal fario de esta SD Huesca en el mediocampo es la frustrada llegada de Lluís Sastre, cuando incluso desde el propio club se daba por hecho. Todo lo demás no han sido nada mas que malas noticias, sobre todo en el plano de lesiones que han afectado a la zona medular.

El primero en caer fue Bambock, que tras un inicio formando pareja en las tres primeras jornadas junto a Aguilera, su roja en La Romareda hizo que Anquela encontrara el primer contratiempo serio de la temporada. Esta sanción llevó al míster jienense a probar con Jesús Valentín, que debutó en la presente temporada en el triunfo cómodo por 3-0 contra el Córdoba.  En la sexta jornada, Aguilera tenía que ser retirado con molestias en los ‘isquios’ y días después se confirmó su ausencia durante 4 semanas, lo que suponía una perdida muy importante de un futbolista que estaba siendo fundamental en las alineaciones.

Acuciado por las lesiones, el preparador azulgrana tuvo que tirar de Juanjo Camacho y la apuesta le salió muy bien, convirtiéndose el capitán en la solución perfecta a la delicada baja de Aguilera, que además de aportar calidad y trabajo anotó dos tantos muy importantes que dejaron como consecuencia la primera vitoria fuera de casa en Valladolid, y la cómoda victoria en El Alcoraz frente al Almería, partido en el cual tuvo que ser retirado por unas molestias musculares, que días después han dejado la friolera de un mes de baja. Para más ‘INRI’ el debutante ese día y sustituto de Camacho, David López, también acabó con molestias musculares, uniéndose a ambos en la enfermería azulgrana. Así pues llegaba el partido de Mallorca donde Anquela tuvo que tirar de lo poco que le quedaba: Melero y Bambock; y lo cierto es que la cosa no funcionó del todo bien, perdiendo el equipo por 3-0 dando una sensación de falta de concentración.

El partido ante el Mirandés dejó la buena noticia de la reaparición de Aguilera, que junto a Melero, han sido la pareja titular en las tres últimas jornadas. Cuando todo parecía andar por el camino al fin perfecto, con la pareja de medios funcionando, la recuperación de David López y el recambio de garantías de Bambock, este pasado sábado Aguilera volvía a dar el susto y tuvo que ser sustituido por problemas musculares.

Todo un verdadero contratiempo en el mejor momento de la temporada, donde por fin Anquela había podido repetir once inicial y el equipo firmaba el mejor arranque de su historia en Segunda. No todo eran malas noticias en un fin de semana donde, de nuevo y es la enésima vez, la SD Huesca perdía a un hombre importante en la zona medular.

También podría interesarte Más del autor

Comentarios