CABECERA Web Completa

CD Lugo 1-1 SD Huesca: Navidades en ‘play off’

7
Un Huesca de dos caras ha arrancado un empate de Lugo que le permite acabar el año en puestos de fase de ascenso gracias a resultados de terceros. De hecho, solo puede impedirlo una improbable goleada del Zaragoza en Vallecas por siete goles o más. 27 puntitos. Lejísimos del descenso. De más a menos, otro golazo de cabeza de Melero ha premiado un extraordinario inicio y el penalti y expulsión de Akapo han supuesto el castigo a la bajada del nivel, tal vez por el peso de un calendario que sigue el martes con la Copa en Las Palmas.

El Huesca se ha sentido durante la primera parte tan cómodo como en las mejores tardes del Alcoraz. Solo le ha faltado cambiarse las botas de talco por zapatillas de felpa. Los azulgranas se lo creen y tienen sobrados motivos para creer. A 17 de diciembre y en la jornada 19 ya no puede ser casualidad ni algo efímero. Por algo está ahí, por actuaciones tan convincentes en suma como la del Anxo Carro. No se recordaba nada igual a domicilio, ni siquiera en el triunfo de Pucela. 45 minutos refulgentes para los que el gol de Melero se ha quedado corto.

Bar Álvaro

La goleadas al UCAM Murcia dejó más lecturas de las que parecía y se han plasmado esta tarde. Lo ‘peor’ de aquel 5-2 habían sido los errores atrás y Anquela tomó buena nota; fuera Soriano y dentro Brezancic y la vuelta del entonces sancionado Jair como la otra novedad. Tocando dos fichas atrás, el Huesca ha mostrado armonía en todas sus líneas. Los laterales largos han sido una pesadilla para los gallegos, como un Ferreiro que ha vuelto a casa con muchas ganas de reivindicarse y moviéndose por la izquierda con la sed de los desheredados. A esta mezcla se ha añadido el intrépido Samu, al que a menudo le ha faltado decidir mejor en la suerte final. Sorprende que a estas alturas los rivales no hayan encontrado todavía el antídoto para frenar al rubio, siempre con libertad de movimientos y metros por delante. Será mérito suyo…

Ferreiro, despreciado en verano por el Lugo, se ha tomado el retorno al Anxo Carro como un ajuste de cuentas en comunión con el serbio Brezancic. Ha avisado con una falta a la barrera y un centro mortal de necesidad que ha sacado a córner Djaló antes del golazo de Melero. El canterano madridista se ha revelado como una suerte de Santillana en el juego aéreo. Tras el doblete de la semana pasada, el tanto de hoy ha sido idéntico en sus prestaciones: saque de esquina botado por Vadillo en la izquierda y entrada con cañones y cornetas del centrocampista. Quinto gol. A ver quién lo mueve de allí.

Samu, Borja Lázaro y Akapo han podido aumentar la ventaja antes del receso con un Lugo que no sabía cómo desenvolverse en la red tejida por Anquela. Vencido en la pizarra, el entrenador lucense Luis César Sampedro ha apelado al desorden. A un mayor empuje de sus extremos, empujados por la fatiga de los hombres de ataque azulgranas. Ha faltado algo de poso para domeñar el encuentro en la segunda parte y ha bajado la presión defensiva. Con muy poco, el conjunto local ha amedrentado a los altoaragoneses, que, eso sí, han mantenido la intensidad cerca de la portería de Herrera. Un Vadillo exprimido ha sido sustituido por Alexander pero la dinámica, el funcionamiento a tirones, se ha mantenido. Lo mejor ha sido que pasaban los minutos con relativa rapidez.

Las piernas han comenzado a pesar como el hormigón. Un Lugo agitador ha dado más sustos que problemas hasta que en el 81 un Akapo por lo demás descomunal ha sido expulsado por cometer un presunto penalti sobre Caballero. Empujón que no fue tal y que ha aprovechado Joselu lanzando la pena máxima a la izquierda de Herrera. El panorama se ha complicado demasiado para los méritos reales de los gallegos, si bien el Huesca más contemplativo del segundo periodo ha pagado el peaje. Nueve minutos más la prolongación y las entradas de David López por un lesionado Melero y Soriano por Samu han salvado un punto que, masticado, acabará sabiendo bien aunque se haya pasado de la excelencia al rapto en el Anxo Carro.

FICHA TÉCNICA

CD Lugo: José Juan; Calavera, Miquel, Djaló, Leuko; Pita, Seoane (Iriome, 71′), Campillo, Pedraza (Sergio Gil, 89′); Caballero y Joselu.

SD Huesca: Sergio Herrera; Akapo, Iñigo López, Jair, Brezancic; Aguilera, Melero (David López, 85′); Vadillo (Alexander, 66′), Ferreiro, Samu (Soriano, 90′) y Borja Lázaro.

Goles: 0-1, minuto 17, Melero. 1-1, min. 82, Joselu, de penalti.

Árbitro: Juan Luis Pulido Santana, del Colegio Canario. Amonestó al jugador local Seoane (39′) y al visitante Akapo (44′ y 81′), expulsado por doble amarilla en el minuto 81.

Incidencias: Partido correspondiente a la 19ª jornada de liga en Segunda División, disputado en el estadio Ángel Carro de Lugo con 4.033 espectadores. Tarde fría y terreno de juego en buenas condiciones.

También podría interesarte Más del autor

Comentarios