El Club Baloncesto Femenino (CBF) buscará en Castellón desde este miércoles el ascenso a la Liga Femenina 2 con un equipo en el que juegan chicas entre 26 y 15 años.

El Club Baloncesto Femenino (CBF) Huesca va a jugar desde este miércoles en Castellón por ascender  a la Liga Femenina 2. El Proa Construye va a ser el representante aragonés con el objetivo de subir un escalón y tocar el profesionalismo. Hasta allí, la noticia. Pero detrás hay mucho más. Los pormenores han sido dados a conocer esta tarde en una rueda de prensa. A partir de allí se extiende lo que es el verdadero cuerpo de la noticia. La rueda de prensa la ofrecieron el entrenador del equipo, Toño Luna, y la presidenta de la entidad, Anabel Sanagustín. A su lado, dos de las jugadoras que van a pelear todo y más por buscar un ascenso imposible: Gabriela Laborda, 15 años, base, y Andrea Cabestre, 21 años, alero. Delante de la mesa, buena parte del centenar de chicas que componen un club que inyecta en cada una de ellas el deporte como valor de formación, de cultura y de esfuerzo. Y estaban allí, precisamente, para que se sigan empapando de la filosofía del club. El equipo oscense que viaja a Castellón lo conforman jugadoras con edades comprendidas entre los 26 y los 15 años. Es la dificultad de encontrar jugadoras y de aunar estudios superiores con el deporte. Se da la circunstancia de que algunas integrantes del equipo senior son entrenadoras de quienes son sus compañeras de equipo con menor edad, y también, por supuesto, del resto de jugadoras de un club en el que todo el dinero que entra se destina a la formación de las chicas.

En la imagen, buena parte de las jugadoras que conforman el CBF. A la izquierda, Toño Luna. Foto: I. V.
En la imagen, buena parte de las jugadoras que conforman el CBF. A la izquierda, Toño Luna. Foto: I. V.

Toño Luna dejó claro de saque el porqué participar en esta fase. No van a Castellón porque fueran las primeras de Aragón, sí porque fueron semifinalistas y eso ya les dio carta de derecho para ir. Quienes podían hacerlo -Universidad y Casablanca- renunciaron. Sin duda, un premio a tanta entrega y pasión por este deporte. “Nos lo propusieron y pensamos tres segundos en decir que sí”, precisó el técnico. Y viajarán a Castellón conscientes de que su potencial es menor que el del madrileño Canoe y el Nou Basquet Femení Castelló, los otros rivales de grupo que, por si fuera poco, es el más fuerte de los dos que conforman la fase de ascenso.

La filosofía de trabajo del CBF descansa en que “una temporada no se mide por los resultados deportivos, el club lo que quiere es transmitir unos valores”, acentuó Toño Luna. Conscientes de la diferencia con sus rivales, el técnico no escondió que el nivel de exigencia será el mismo que en cualquier partido conocedor de la entrega de sus pupilas con jugadoras que han doblado partidos en un mismo día sin una mínima queja. “Nuestro objetivo –recalcó- es competir y hacer las cosas bien. Van a estar agobiadas por el tema físico, pero sé que no se van a rendir”.

Y por si hubiera alguna duda de ese sentimiento de club, nada más volver el domingo por la mañana de Castellón a las júnior les espera por la tarde otro partido. Y nadie ha rechistado. Como nadie lo hace cuando tienen que doblar partidos o juntar entrenamientos en una misma tarde. Saltarán a la cancha con la mayor de las ilusiones por competir y por darlo todo. Nadie lo dude, pese a que el ascenso sea un imposible.

PLANTILLA PROA CONSTRUYE

Bases:

Cristina Comeras, 22 años, 1,60.

Isabel Soler, 17 años, 1,68.

Gabriela Laborda, 15 años, 1,70.

Aleros:

Ana Cabestre, 26 años, 1,70.

Patricia Tejada, 24 años, 1,68.

Andrea Cabestre, 21 años, 1,73.

María Costa, 18 años, 1,70.

Ala-pívot:

Sara González, 15 años, 1,81.

Poste:

Yaiza González, 1,78, 20 años.

Lucía Arias, 1,82, 17 años.

No pueden acudir a la fase Naomí Pisa y Marta Sarasa.

Entrenador: Toño Luna.

Preparadora física: Esmeralda Cubas.