El CB Peñas Huesca saltará el domingo al parqué del Palacio de los Deportes para intentar ganar al Oviedo CB y certificar en su segundo intento el pase de ronda a semifinales de la promoción de ascenso a ACB.
El tercer encuentro entre Peñas y Oviedo estuvo envuelto en polémica | Foto: C.Pascual
El tercer encuentro entre Peñas y Oviedo estuvo envuelto en polémica | Foto: C.Pascual

A partir de las 12:15 horas del domingo tendrá lugar en Huesca el segundo intento del Peñas para avanzar de ronda en el playoff. Este será el cuarto partido, que podría ser definitivo si los de Quim Costa consiguen la victoria o aplazaría la emoción a la semana que viene en caso de perder y tener que jugar el último encuentro en la capital del Principado de Asturias en un hipotético quinto partido.

El conjunto peñista actualmente va por delante en la eliminatoria, con una ventaja mínima de dos victorias a una, y mañana tiene en su mano una nueva oportunidad para vencer a Oviedo por quinta vez esta temporada y pasar a la semifinal de la fase de acenso. El viernes se jugaba el tercer encuentro y la victoria era para el conjunto asturiano (76-85) reforzando su estado anímico y encarando a vida o muerte el cuarto encuentro que deberá jugarse con mucha cabeza fría por parte peñista.

El técnico Quim Costa reconocía en rueda de prensa que sus pupilos deberán igualar la dureza y agresividad que su rival mostró en el tercer encuentro. Sin casi tiempo para reponer fuerzas y preparar el cuarto enfrentamiento, para ambos equipos es un partido vital ya que a Oviedo sólo le vale ganar para confiar en cerrar en Pumarín el pase de ronda y al club oscense sólo le vale la victoria para certificar en casa de una vez el suyo.

Quim no sabe si podrá contar con Guillem Colón, que se perdió el último partido debido a un esguince de tobillo en el entrenamiento del viernes. La otra eliminatoria del cuadro, que alumbrará al rival de Peñas u Oviedo en la siguiente ronda, también está en suspense ya que Ourense consiguió la victoria ante San Pablo Burgos (85-67) y dejó el global en dos victorias a una.