Peñas Huesca consiguió la segunda victoria de la temporada en un igualado partido que se decidió en el último cuarto, tras 3 cuartos con más errores que aciertos en ambos bandos || FOTOS DEL PARTIDO.
Christian Díaz, héroe del partido | Foto: C.Pascual

Dos equipos con hambre de victoria se enfrentaban en el Palacio de los deportes de Huesca, donde Actel Força Lleida, todavía sin estrenar su casillero de partidos ganados, esperaba sacar un buen botín de la cancha de un Peñas Huesca que contaba por derrotas sus tres últimos partidos.

Con esta tesitura el primer cuarto, donde en Peñas Huesca salía con la novedad De Joan Pardina de titular, comenzaba plagado de nervios a ambos lados de la cancha, donde se sucedían los errores en forma de pérdidas de balón así como de tiros errados, para terminar el periodo con 16-15 a favor de los oscenses tras triple de Alex Greven en el último segundo que empezaba a mostrar su gran tiro de larga distancia que tanto exhibió el pasado año en limpia EBA, en un cuarto donde Gabas Maldunas fue el único jugador acertado del equipo aportando tanto puntos como rebotes.

Para el segundo envite del partido las sensaciones continuaban siendo las mismas, las defensas superaban a los ataques, y la presión de Peñas sobre Josep Pérez, el único base puro de los ilerdenses, proporcionaba robos de balón que a la postre se convertían en malas decisiones en ataque con excesivas pérdidas locales, llegando al descanso con 32-34 abajo, y con algún jugador peñista que parecía no encontrar buenas sensaciones en el partido, al igual que la estrella rival, Emmy Andújar, que se cargaba de faltas y se veía obligado a ocupar excesivos minutos en el banquillo, noticia buena para los oscenses.

Tras el paso por los vestuarios, el equipo verdiblanco parecía dormido, momento que Alex Greven y Juampi Sutina aprovecharon para martillear el aro de Peñas Huesca desde lejos y conseguir una máxima ventaja de 9 puntos que ponía nerviosismo en la grada y obligaba a Quim Costa a solicitar un tiempo muerto para parar el partido y cortar la hemorragia, algo que agradeció el equipo para subir un punto en defensa y aumentar el acierto en ataque para cerrar el cuarto 45-49 abajo, comandando la remontada un buen Lluis Costa, muy activo todo el encuentro, conocedor de que la debilidad de Lleida residía en el puesto de base por la lesión de José Simeón.

Gabas Maldunas no paró de producir | Foto: C. Pascual
Gabas Maldunas no paró de producir | Foto: Carlos Pascual

En el último cuarto se intuía una gran batalla, y en Peñas Huesca Christian Díaz, que no había dado buenas sensaciones en lo que llevábamos de partido, se vestía de guerrero y anotaba los 10 primeros puntos de Peñas Huesca que daban la vuelta al marcador y activaban al público, en un cuarto que anotaría hasta 17 puntos de los 22 que hizo en total en poco más de 15 minutos disputados en total, acompañado por su escudero Goran Huskic que también cerró un gran periodo tanto en ataque como en defensa donde aporto hasta 3 tapones. Por parte rival nada salía, Alex Greven era anulado por la defensa peñista, Josep Pérez notaba el agotamiento de todo el partido y del ritmo del mismo, Emmy Andújar no acababa de entrar en el partido y Jorge García se mostraba lento y errático, haciendo que solamente Khyle Marshall aguantara al equipo haciendo la guerra por su cuenta, pero sin poder con un Peñas Huesca muy serio en el último periodo que finalmente se llevaría el gato al agua por 73-65, jugando los últimos minutos con los dos bases del equipo en pista, más el mencionado Huskic y un Maldunas que seguía produciendo y Joan Pardina que no fueron relevados en los últimos 10 minutos, porque como dice el dicho, si algo funciona bien, no lo toques.

Alegría final en el cuadro altoaragonés con un Gabas Maldunas que se vestía de MVP con 26 de valoración y un doble-doble gracias a sus 15 puntos y 10 rebotes y un Christian Díaz que acababa como héroe del partido con su gran último cuarto acabando como máximo anotador del choque gracias a sus 22 puntos finales. Goran Huskic cuajaría su mejor partido de la temporada con 17 de valoración al sumar en muchos apartados, y Lluis Costa se iría hasta los 14 puntos para completar un gran partido de los dos bases del equipo. Una vez más el equipo dominó el rebote, y su presión defensiva con la que conseguía robos de balón así como el alto ritmo de juego, condicionó mucho a un rival que no pudo evitar que los de Quim Costa se llevarán la segunda victoria de la campaña.

.