Jaime Castrillo vence en la tercera etapa de la Vuelta a Palencia | Foto: Equipo Lizarte
Memorable actuación de Jaime Castrillo en la Vuelta a Palencia. Logra la victoria en la tercera etapa y termina segundo en la general con el mismo tiempo que el líder, su compañero Óscar Rodríguez. También cabe destacar las actuaciones de Fernando Barceló y Sergio Samitier.

En una de las vueltas por etapas más importantes del calendario nacional sub 23 el ciclismo altoaragonés ha brillado con luz propia. Y lo ha hecho sobre todo gracias a la figura del joven ciclista jacetano Jaime Castrillo, que junto a sus compañeros del Lizarte ha firmado una actuación memorable que les ha llevado a copar las tres plazas del podium palentino. La victoria correspondió a Óscar Rodríguez, pero con el mismo tiempo en la general aparece en segunda posición Jaime Castrillo, un resultado magnífico que habla muy claro del ciclista que lleva dentro. Este éxito no viene sólo, ya que está adornado con la victoria en la tercera etapa de la ronda castellana, donde logró levantar los brazos en la meta de Velilla del Río Carrión.

También ha sido muy destacable el resultado de Fernando Barceló, con un décimo tercer puesto final tras cuatro días de un intenso trabajo en favor de sus compañeros, “comiendo viento”, como relataba a través de las redes sociales el jóven oscense al término de la Vuelta a Palencia. En el haber del ciclista de la Fundación Contador también hay que añadir su potente ataque en el San Glorio.

Sergio Samitier estaba realizando también una gran vuelta pero el último día, y siguiendo la filosofía marcada en un equipo en el que el servicio al compañero es sagrado, se tuvo que poner también a comer viento y olvidarse de su hasta entonces octavo puesto en la general para trabajar en beneficio de sus ayer líderes, y de este modo asegurar el éxito del equipo. Las fugas y los ataques contra Lizarte en la última jornada fueron muchos y serios, así que tocaba tirar desde atrás. Sacrificar soldados para ganar la guerra. Finalmente se dejó diez minutos en meta pero que sirvieron para que entre otros, su compañero y amigo Jaime Castrillo pisara el podium de una de las mejores vueltas por etapas de cuantas se disputan en España.