Estimado Sr. Alfranca, antes de nada, agradecerle la posibilidad de dar a conocer las ‘’otras caras’’ de la moneda, que como todo en la vida, y en cualquier orden, según lo veo yo tienen las cosas. Es sano.

Es irrefutable que las monedas no tienen dos caras, en la realidad tridimensional de nuestro mundo son tres. Es innegable. Cosa distinta, es que ciertas personas nos impongan el criterio de simplificarlas a una visión bidimensional presentando sólo cara y cruz. Permítame la metáfora.

Con mis años, comprendo que gobernar o dirigir no es tarea fácil. Lo sé por experiencia.

Dicho esto, y aprovechando el ofrecimiento, comenzaré informándole que más de veinte años de relación con la FAPYC (Federación Aragonesa de Pesca y Casting) me permiten tener hoy una perspectiva real, objetiva y sin distorsión de su histórico y personas que en el tiempo la han conformado.

Resulta imposible, por otra parte, sintetizar en una sola carta todo ese histórico, eso sí, trataré de reducirlo objetivamente analizando de forma necesariamente crítica, pero constructiva, dicha experiencia.

Verán Uds., la FAPYC que muchos conocimos, incluidos algunos que hoy la han postergado al anonimato, precariedad y a la manipulación por intereses personales, fue en su día un referente de la pesca en España. Hoy, ni la sombra de lo que fuimos, y esto se debe en mi opinión a la mediocridad de aquellos ‘’federlistos’’ que al símil de la política en España acaban mimetizándose con el comportamiento de ésta, sin dejar de reconocer su posible aportación desinteresada dada en su día por los que hoy contradictoriamente se aferran a la ‘’poltrona’’ degenerando. Es lamentable.

Lamentable y de resultados totalmente perniciosos para el conjunto de todos los clubes que conforman la Federación Aragonesa de Pesca y Casting, tanto es así, que en seis años pasamos de tener sobre 14.000 federados a los escasos 5.000 de hoy, y no por culpa precisamente de la crisis económica más que la frustración de los que ya se dieron de baja en muchos clubes.

Como se suele decir ‘’el cargo obliga’’, y en mi condición de federado y representante de la sociedad de pescadores deportivos más antigua de España durante ocho años, por otro lado, me debo a mi sociedad y compañeros, en su defensa y crítica hacia los que nos perjudican, al igual que el reconocimiento a aquellos que se entregan desinteresadamente a cualquier colectivo para su buen funcionamiento

Hoy, a las puertas de nuevas elecciones a la presidencia de la FAPYC, y después de las anteriores de 2012 manipuladas y denunciadas ante la Dir. Gral. del Deporte Aragonés, muchos deportistas reclamamos la transparencia necesaria que se nos hurtó en su día.

Como citaba en mi comentario anterior a esta carta, el que hoy comienza ya no tan sutilmente ‘’su propia’’ campaña para mantener su representatividad en la FAPYC con pomposo triunfalismo sobre los éxitos de la misma ha de tener en cuenta, que si bien se le ha de reconocer su pasado y entrega, hoy y en Huesca es bien conocido por su actual posicionamiento contradictorio al histórico de su comportamiento con sus compañeros allí, en Teruel y Zaragoza también lo sabemos ver.

Parece ser, que ‘’jugando’’ hoy a ser ‘’comunicador oficial’’ de quien actualmente dirige nuestra Federación como si de su empresa personal se tratara, olvida o desconoce, que algunos casualmente, como es mi caso, conocemos bien qué es la comunicación. Más de cuarenta años de profesión de los cuales quince ellos como Dtor. De Marketing de tres conocidas empresas de Zaragoza me facultan, creo poder considerarla mi profesión al margen de otros recursos personales. Es por ello por lo que les ‘’interpreto’’ correctamente y les veo venir ya con sus ‘’magnificencias’’.

Dichas magnificencias, estarían justificadas de ser reales y así se les reconocería, por el contrario, he de decir, que nada más lejos de la cruda realidad. Hoy tenemos una directiva cuyo máximo responsable como presidente hoy (vicepresidente ‘’ayer’’ el Sr. D. Víctor Otal Bellido) dirige nuestra Federación de forma presidencialista en contra incluso del espíritu estatutario que rige el comportamiento de cualquier federación.

Hoy tenemos una FAPYC dividida por intereses personales, incluso creando supuestos ‘’enemigos’’ externos ante los federados, desviando así la atención sobre el principal problema de la misma, la inacción ante sus federados y sus intereses.

Deportistas ignorantes de la realidad de gestión por desinformación consciente y deliberada, sin apoyo económico en sus competiciones oficiales. Clubes discriminados por reclamar en derecho lo que les corresponde estatutariamente y clubes beneficiados por puro amiguismo. Federados y representantes de clubes postergados por reclamar información. Contabilidad anual que ningún asambleísta es capaz de entender ni explicar aprobada resignadamente. Auditorias reclamadas a efectuar cada dos años e ignoradas. Decisiones de asamblea (soberana ella) aprobadas e ignoradas deliberadamente. Inhibición ante la administración en defensa de quienes mantenemos ‘’sus gastos’’, ignorando nuestras lógicas reivindicaciones en pos de obtener la consiguiente subvención ya recortada.
Carencia de negociaciones y logros para conseguir tener peces en nuestros ríos. Etc. Todo ello demostrable con responsables con nombres y apellidos.

Finalmente recordar, que se le atribuye al dictador y emperador romano Julio Cesar, la famosa frase de ‘’divide y vencerás’’. Parece ser que el Sr. Otal la tenga grabada como frase en el cabecero de su cama como máxima a tener en cuenta, aunque desde aquí se le pueda decir que es una estrategia pasada ya de moda y que ya muchos denunciamos.
Esperemos que todos aquellos que no comparten ésta filosofía se den cuenta que los tiempos imponen sanear nuestra federación para bien de los mismos y del deporte de la pesca en Aragón.

Fernando Bernat Barroso
Pte. de la Sociedad Deportiva de Pescadores de Zaragoza