La SD Huesca visitará este fin de semana uno de los campos más complicados de Segunda División, el Carlos Tartiere, donde espera un Oviedo que lleva unos números espectaculares en su campo.
El Carlos Tartiere será vital para el Oviedo en la lucha por el ascenso | Foto: www.futbolprimera.es
El Carlos Tartiere será vital para el Oviedo en la lucha por el ascenso | Foto: www.futbolprimera.es

El conjunto oscense tendrá que sufrir este fin de semana la marea ovetense que se la va a venir encima, un estadio con una capacidad para 30.500 almas donde hay una media de 14.431 personas por partido. Un dato interesante tratándose de un recién ascendido, que a su vez está en la lucha por el ascenso directo a Primera División.

El tercer mejor equipo local

Pero esto no queda aquí: equipo y afición luchan en comunión, y es que que el conjunto ovetense no se queda atrás en cuanto a resultados se refiere, han conseguido 10 victorias de los 16 encuentros disputados en su estadio, 4 han sido empates y tan solo 2 derrotas, frente al Girona y al Real Valladolid. Registra un total de 34 puntos de 48 posibles en el Carlos Tartiere, convirtiéndose así en el tercer mejor local de la categoría, solo por detrás del CD Leganés y el AD Alcorcón.

Estadísticas interesantes

A parte de sumar gran cantidad de los puntos que ha disputado en su estadio, además tiene unas muy buenas estadísticas, consiguiendo 27 goles a favor en 16 encuentros, asentándose como el segundo conjunto que más goles ha conseguido como local, y apenas ha recibido 14 tantos en contra. Unas estadísticas a las que el Huesca tendrá que hacer frente este fin de semana si quiere salir con la moral alta de Oviedo.

  • Fernando Escartín

    Perdón…

    “hay que ponerse el mono de trabajo”

  • Fernando Escartín

    Pues no ha de asustar, aquí tenemos una baza a nuestro favor si jugamos con inteligencia y sin nervios (que es mucho decir…).

    Dice la estadística de esta temporada que se nos dan mejor los equipos de arriba que los de abajo, y además fuera de casa. Pues hoy es un gran día. Hay que ponerse el no de trabajo, con la cabeza bien puesta y estando todos bien al lado del compañero, bien juntos y moviéndonos.

    Presionando al rival podemos sorprenderlos, estando muy pegados a ellos no les dejaremos hacer la suya… y con un poco de suerte (que tampoco está mal), nos adelantamos en el marcador y a seguir.

    Lo he dicho muchas veces, si salimos a dar primero podemos dar dos veces, lo contrario (lo sabemos por experiencia) es condenarnos al fracaso. Y si empezamos con mal pie, pues nada, a continuar que algún día daremos la vuelta (ganando y no solo empatando, como hemos hecho varias veces).

    Los jugadores han de estar preparados, físicamente se les ve, pero también psicológicamente. Son profesionales y estamos llegando a las últimas. Discordancias y historias con el entrenador aparte (¡porque lo dice él!), hay que morir por la entidad que te paga y demostrarle que está equivocado.

    Aficionados y jugadores, hoy nuestro patrón San Jorge nos dará un empujoncito y entre todos conseguiremos los tres puntos. ¡No uno, como dijo Petón!

    Ánimos, partido a partido y hasta el final tenemos que ser una piña y quedarnos en segunda. Entre todos.