Foto: Mateos y Domínguez en el Campeonato el pasado sábado en Valladolid.
El pasado sábado se celebró en el Polideportivo Pisuerga de Valladolid el Campeonato de España de esgrima en categoría absoluta a las tres armas: florete, espada y sable. El Club Esgrima Huesca estuvo representado por Nuria Mateos y Pilar Domínguez. Este año no pudo repetir con la excelente participación de cinco tiradores que tuvo en la edición anterior, puesto que ningún chico se clasificó y en categoría femenina, aunque Yus tenía plaza propia y Arnal y Cardiel fueron llamadas de reservas, finalmente no pudieron acudir. Tampoco pudo viajar hasta Valladolid el entrenador, Fernando Gabarre.
Foto: Mateos y Domínguez en el Campeonato el pasado sábado en Valladolid.
Mateos y Domínguez en el Campeonato el pasado sábado en Valladolid.

La jornada comenzó con las pruebas de espada y florete y a la una y media de la tarde le tocó al sable, modalidad de las oscenses. Fue una jornada muy competitiva y ni Mateos ni Domínguez consiguieron pasar la fase de poules. Según comentaron ambas deportistas después de la prueba, “había mucha tensión, es difícil competir a un nivel tan alto”.

Quizás la noticia más llamativa del campeonato fue la ausencia del espadista José Luis Abajo “Pirri”, bronce en los juegos olímpicos de Pekín 2008, quien hace tan sólo una semana se retiraba de la competición profesional. Si el año pasado disputaron la final de espada Pirri y Yulen Pereira, esta vez fueron Ángel Fabregat y Pereira. Y a Pereira se le volvió a escapar el título de Campeón de España por tan sólo un tocado.

La final femenina de espada fue una tirada insípida, el árbitro tuvo que pitar dos veces pasividad de las deportistas, de modo que se vieron forzadas a resolver el encuentro en el último tiempo de tres minutos. Finalmente, Dora Kiskapusi se impuso a Samantha Pérez. A continuación le llegó el turno al florete. En la final femenina, Irene Romero se llevó el oro y Maria Mariño la plata.

En categoría masculina, Carlos Llavador y Roger Garcia subieron al primer y segundo puesto del pódio, respectivamente. Y por último se disputaron las finales de sable. Araceli Navarro y Sandra Marcos cumplieron con las expectativas creadas. Marcos, que ya venía con el tendón de Aquiles tocado, tuvo una mala pisada en la fase de poules y arrastró durante toda la competición la acentuación de su lesión, lo que no le impidió ponerse por delante en el marcador durante todo el encuentro con Navarro, sin embargo, en el último momento cedió un par de tocados, Araceli Navarro supo remontar y se llevó el oro por un 15/13. En categoría masculina el veterano Fernando Casares se enfrentó a Sergio Escudero. Fue un encuentro muy ajustado y discutido, varios puntos tuvieron que ser revisados en el vídeo. Cualquiera de los dos pudo haber ganado, pero Casares tuvo la prioridad en el último tocado y con un 15/14 se cerró la competición individual.

Mateos y Domínguez volvieron a Huesca con un sabor agridulce, contentas por haber participado pero contrariadas por los pocos tocados conseguidos. Se cierra así la temporada deportiva del Club Esgrima Huesca. Según el entrenador, Fernando Gabarre, “ahora que tenemos una participación en competiciones nacionales consolidada, trabajaremos para mejorar los resultados deportivos a partir de la próxima temporada”.