Jorge Arcas en la Paris-Roubaix | Foto: Jorge Arcas Facebook
No estaba previsto pero Jorge Arcas finalmente participará en la Vuelta a Castilla y León apoyando a Valverde. La ronda castellana se compone de tres etapas a disputar de viernes a domingo. Al acabar regresará a casa para seguir con los entrenamientos y el descanso.
Jorge Arcas en la Paris-Roubaix | Foto: Jorge Arcas Facebook
Jorge Arcas en la Paris-Roubaix | Foto: Jorge Arcas Facebook

En un principio, la planificación de Movistar Team decía que concluido el periodo de clásicas adoquinadas llegaba la hora de un merecido descanso para Arcas. Pasar unas semanas en casa dedicadas al entrenamiento y al descanso, a estar con los suyos y a cargar las baterías de cara al próximo bloque de competición. Pues bien, esto ha sufrido un ligero y repentino cambio. La escuadra telefónica reclama a Arcas para formar parte del bloque de siete ciclistas que presentará en la Vuelta a Castilla y León.

Tras la renuncia de Valverde para viajar hasta Holanda para participar en la Amstel Gold Race (si estará liderando a Movistar tanto en la Flecha Valona como en Lieja), el murciano ha optado por salir en la ronda castellana. Allí liderará a un equipo que además de Alejandro Valverde y el propio Jorge Arcas contará con los colombianos Winner Anacona y Carlos Betancur, el inglés Alex Dowsett y los españoles Antonio Pedrero y José Joaquín Rojas.

A priori Valverde se erige como el principal candidato al triunfo final, ya que será Movistar el único equipo de categoría World Tour presente en la salida. La mayor competencia le puede venir de otro equipo español, el Caja Rural, uno de los destacados de la categoría profesional continental y que cuenta con una plantilla plagada de ciclistas españoles muy combativos.

Serán tres las etapas a disputar, de viernes a domingo, teniendo como dato remarcable el que dos de ellas, las dos primeras, transitarán por territorio portugués. De hecho la localidad lusitana de Bragança será final de la primera etapa y salida de la segunda. Resulta curioso, con lo grande que es Castilla. La tercera etapa seguramente dilucidará quien es el vencedor en la general ya que espera un interesante final en los 1.700 metros de altitud del Alto de la Plataforma, en Candelario. Un puerto poco conocido pero duro en la zona de Béjar y catalogado por la organización como de primera categoría.

Una nueva oportunidad para el neoprofesional serrablés de seguir creciendo como ciclista dentro de su equipo, y que esta vez contará con el aliciente de trabajar para uno de los mejores ciclistas del panorama internacional, Alejandro Valverde.