El capitán de la Sociedad Deportiva Huesca, Juanjo Camacho, compareció en zona mixta después de la victoria de su equipo por 2-0 ante el Villarreal de Primera División, en la ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey. Se lamentó de tener que viajar a El Madrigal con dos goles encajados en Huesca, aunque resaltando la hazaña que supone que sea la primera vez en su historia que el conjunto azulgrana gana a un equipo de Primera.
camacho-villarreal-copa
Juanjo Camacho pelea un balón con Jonathan Dos Santos en El Alcoraz | Foto: laliga.es

Juanjo Camacho resaltó lo que supone ganar al Villarreal, tanto para la historia del club como para dar fuerzas al equipo de cara al próximo partido de Liga: “Comentábamos en el vestuario con varios directivos que es la primera vez en la historia que el Huesca gana a un equipo de Primera División en competición oficial. Es algo anecdótico, pero también importante, sirve para coger moral y confianza de cara a la competición de Liga”.

El centrocampista valenciano se lamentaba no obstante de los dos goles encajados en El Alcoraz, pero elogiando también el hecho de que hayan marcado tres a todo un Villarreal: “La Sociedad Deportiva Huesca se tiene que exigir mínimo correr, intensidad, ganas, ritmo… Por supuesto que nos hubiese gustado crecer desde la portería a cero, pero hemos metido tres goles a un equipo que ha jugado con muchos titulares de la Liga y de la Europa League”.

“La gente que estaba jugando menos antes, incluso los que sí estaban jugando, intentan demostrar al entrenador que llega que estamos en perfectas condiciones para jugar desde el primer minuto”, aseguró Camacho al ser preguntado por la llegada del nuevo entrenador que se estrenó en el banquillo oscense en el día de ayer -aunque ejerció desde la grada por acarrear sanción de la pasada edición de Copa del Rey-, Juan Antonio Anquela.

Finalizó la breve comparecencia agradeciendo a la afición azulgrana el apoyo recibido y se mostró cauto en lo que al futuro del equipo se refiere: “Hay gente que me quiere un montón después de tanto tiempo, estoy muy agradecido. De momento vamos a pensar en el Mirandés, porque lo que verdaderamente pesa es la competición liguera”.