Calzados Robusta llevó a la prórroga al aspirante al ascenso directo en su campo| Foto Breogán Lugo
Calzados Robusta llevó a la prórroga al aspirante al ascenso directo en su campo| Foto Breogán Lugo
Calzados Robusta, quizá el rival más directo de Magia Huesca en la lucha por eludir el descenso, afronta los últimos ocho partidos de esta temporada como un particular play off en el que su técnico quiere ir uno a uno. Esta semana, antes de recibir al equipo oscense en su cancha, ha ganado cómodamente a Orense, en un partido marcado por el acierto local en el triple y a punto estuvo de dar la sorpresa este martes en Lugo, en partido aplazado, donde tuvo balón para ganar, falló y la victoria se escapó en la prórroga.

El pasado viernes Calzados Robusta conseguía una amplia victoria (93-77) frente a un Ourense en plena lucha por clasificarse para el play off. Fue un partido que el técnico del equipor riojano calificó como “sorprendentemente cómodo” en el que el equipo encontró el acierto que no había encontrado desde hace un mes.

Un parcial (31-18) en el primer cuarto marcó el devenir de un encuentro en el que siempre mandaron los de Antonio Pérez. La intensidad defensiva y la muñeca de Bryce Pressley, que consiguió quince puntos en este cuarto inicial, fueron claves. El resto del partido solo fueron intentos de remontada de Ourense que no llegaban a materializarse, ante un Calzados Robusta que mantenía su intensidad. Cuando el equipo visitante trataba de acercarse Calzados Robusta respondía desde el triple con un acierto por encima de lo habitual, un 56% (15/27). Así lo reconocía el técnico local, “ellos jugaron a cerrarse, a colapsar la zona y cuando tiradores como Bonifant o Pressley tienen tiros abiertos con tiempo, si tienen el día pueden meter mucho”.

Antonio Pérez: “Esto es una vitamina al estado de ánimo y a la confianza de los jugadores. Ganar es todo. Sabíamos que nuestro play off eran estos ocho partidos y vamos uno a uno.”

El jugador más valorado fue Pressley (31), con 26 puntos, 3 rebotes y 4 asistencias. Le siguieron Bonifiant (23), con 24 puntos, 1 rebote y 1 asistencia y Ruiz de la Garreta (16) con 10 puntos, 5 rebotes y 1 asistencia.

Y difícil lo tuvo Breogan en el Pazo para vencer a los riojanos (90-84), que llevaron al aspirante a líder a la prórroga en un partido en el que ninguno de los equipos contaba con el cien por cien de sus plantillas. En Calzados Robusta eran bajas Adrián Laso y Simon Birgander, por lesión, y el lituano Mindaugas Kupsas, incorporado en febrero que, al no estar en el equipo cuando se aplazó el partido, no pudo disputarlo. Breogán no pudo contar con Cabanas y Bropleh, también por razones administrativas, ni con Franch por una sobrecarga. Al final del partido cada uno de los equipos había alineado a solo ocho jugadores para afrontar los cuarenta y cinco minutos de juego.

Calzados Robusta, con menos acierto en el triple que en el anterior partido, supo frenar a Breogán, remontó un partido y llegó a tener el balón para la victoria en el tiempo reglamentario, aunque Carles Bravo falló y tuvieron que ir a la prórroga.

El técnico de Calzados Robusta reconocía el trabajo de su equipo “hemos luchado, hemos jugado bien, hemos llevado el partido donde queríamos y no pudo ser”.

Antonio Pérez: “Es una oportunidad que hemos perdido. Les felicité porque la forma en que hemos perdido ha sido una forma digna.”

El jugador más valorado fue Norris (23) con 20 puntos y 6 rebotes. Le siguió en anotación Carles Bravo 17 puntos, aunque, además de fallar ese tiro final, estuvo especialmente errático en el triple (1/6) y también destacó Olumuyiwa con 11 puntos y 9 rebotes. Pressley, que había liderado la victoria frente a Orense, acabó con valoración negtiva (-1), después de cuarenta minutos y medio en la pista; aunque capturó 7 rebotes, solo logró 7 puntos con escaso acierto.