Imagen durante el partido entre CAI y Estudiantes | Foto: Basket Zaragoza
El equipo zaragozano estrenó con derrota su pretemporada. El cansancio pasó factura a los aragoneses en la segunda mitad y combinado con el acierto de los colegiales decantó la balanza en el último cuarto. En el primer test del verano, los de Casadevall no pudieron estrenar con victoria su preparación estival, que continuará con una concentración en Benasque a partir del lunes 5 de septiembre.

Pese a ser la primera prueba para ambos equipos, el partido comenzaba con ritmo alto por parte de ambos conjuntos. Penetraciones, triples, robos y contraataques se sucedían en los primeros instantes pero la agresividad rojilla cargaba de faltas a los estudiantiles sacando ventaja del tiro libre pese al igualado comienzo (10-8 al minuto 5). Sin embargo, con las rotaciones los madrileños conseguían darle la vuelta al marcador para llevarse una ligera ventaja al final de los primeros diez minutos.

Un triple de Sergi García abría el segundo acto al tiempo que Gecevicius tenía que retirarse por su segunda personal. El CAI Zaragoza encontra verticalidad hacia el aro con el regreso de Holt, pero el empuje de Movistar Estudiantes le mantenía al acecho (25-23, min. 14). Los golpes se sucedían pero los de Maldonado apretaban en defensa y volvían a ponerse al frente con un triple de Vicedo y cargando de faltas la defensa rojilla. Sin embargo, Bellas volvió a coger las riendas y Fotu con 6 puntos consecutivos mandaba el partido al descanso en ventaja para los de Casadevall (42-38).

Los madrileños regresaban al partido entonados desde el triple de la mano de Jackson, pero Holt daba la réplica para mantener igualado el envite (49-49, min. 23). Maldonado cambiaba el quinteto completamente y con los hombres de refresco volvía a tomar la delantera. Pese a todo el CAI seguía sacando faltas, neutralizando los rechaces ofensivos del rival (56-55, min. 27). Casadevall paraba el partido tras una contra de Fernández pero Movistar Estudiantes entraba al último cuarto con la máxima del choque (59-65).

Jackson empezaba el cuarto de nuevo ‘on fire’, extendiendo la ventaja con cinco puntos consecutivos (63-73, min. 32), lo que obligaba al banquillo maño a parar de nuevo el choque. Los rojillos luchaban por volver a meterse en la pelea y un gancho de Fotu reducía la desventaja a ocho en el ecuador. No obstante el desacierto en el 4.60 no ayudaba a seguir limando diferencias ante un Estudiantes que parecía haber encontrado su ritmo y se llevaba el primer encuentro de pretemporada para ambos conjuntos.