Ford Burgos - CB Peñas disputado en la primera vuelta | Foto: Dimensión 10
Tres de los equipos que la pasada campaña compitieron en la LEB Oro -Ford Burgos, Valladolid y Clínicas Rincón-, tienen difícil su participación en la categoría debido a diferentes aspectos, aunque principalmente económicos.

Falta apenas una semana (3 de julio) para que se cierre el plazo establecido para presentar los avales y poder inscribir a los equipos en la liga LEB Oro.

Futuro incierto en el Ford Burgos

Ford Burgos - CB Peñas disputado en la primera vuelta | Foto: Dimensión 10
Ford Burgos – CB Peñas disputado en la primera vuelta | Foto: Dimensión 10

Comenzando por el primero de ellos, el Ford Burgos (Tizona) ascendió a la ACB por tercer año consecutivo, esta vez como primero del grupo y sin tener que ganar la plaza en el ‘playoff’.

El futuro actual del equipo burgalés es cuanto menos incierto, ya que hace unos días -el 15 de junio- conocíamos que la ACB no los inscribía para jugar en su liga al no haber presentado toda la documentación requerida, ni abonado todas las cantidades estipuladas para su inscripción en la competición.

“El actual proyecto está agotado en la Liga Adecco Oro”

De acuerdo a la normativa ACB, la plaza vacante que deja libre un equipo con plaza de ascenso pasa a ser ofrecida al club que haya obtenido mejor clasificación deportiva de entre los que ocupen plaza de descenso. En este caso, la plaza sería para el Gipuzkoa Basket Club, equipo que había descendido a la LEB Oro.

Para el presidente del club, Miguel Ángel Benavente, “el actual proyecto está agotado en la liga Adecco Oro. La decepción con las instituciones, tanto locales como nacionales, ha llevado a la directiva a tomar la determinación de no continuar un año más en una liga que no les corresponde”. Los dirigentes admiten que si no les admiten en la ACB, defenderán su plaza en los tribunales si es necesario.

Disolución del CB Valladolid

Imagen del partido jugado en Valladolid / Foto César Minguela
Imagen del partido jugado en Valladolid / Foto César Minguela

El Valladolid está abocado a la disolución del club, dado que el actual equipo de gobierno de la ciudad ha tomado la decisión de no continuar dando subvenciones al Club de Baloncesto ni a su Fundación. Sobre el club pesan embargos de cantidades que ascienden a casi 900.000 euros además de una deuda de 6’5 millones de euros.

El alcalde de la capital vallisoletana afirmaba que “cualquier dinero que pongamos encima de la mesa no ayuda al club. Iría directamente a Hacienda”.

La mala gestión de los gerentes ha llevado a la ruina al club, que tras 39 años de historia -35 en la máxima categoría- tiene que ver como su equipo desaparece.

La única alternativa de futuro para poder seguir viendo baloncesto de calidad en Valladolid pasa por conseguir que el recién creado Club Baloncesto Ciudad de Valladolid pueda optar a competir en la LEB Plata 2015-16.

Clínicas Rincón competirá en la LEB Plata

Imagen del encuentro entre ambos conjuntos esta temporada. Imagen: sporthuesca.com
Imagen del encuentro entre ambos conjuntos esta temporada. Imagen: sporthuesca.com

El Unicaja Baloncesto hacía público un comunicado afirmando que el equipo filial del Unicaja, el Clínicas Rincón, sería inscrito en la LEB Plata. Una vez que se cumpla el plazo de la inscripción a LEB Oro se renunciará a la plaza en la categoría.

La vinculación entre ambos clubs seguirá siendo una realidad por undécima temporada consecutiva; pero con la decisión de presentar un equipo en la tercera categoría del baloncesto español, buscando que se adapte mejor a las necesidades formativas que persiguen ambos clubes y resultar a la vez más competitivo para las cualidades de sus jugadores jóvenes. Además podrán ayudar al primer equipo del Unicaja en caso de que sea necesario tanto en Liga Endesa como en la Euroliga.