minutosilencio

Hace muy poco que el equipo de Sergio Jiménez echó a andar, y tras 2 semanas de entrenamientos y 1 amistoso de presentación ante su público ante Tarbes, se pueden sacar las primeras conclusiones sobre este nuevo equipo, que para nada, hay que comparar con el de la temporada pasada, aunque sea difícil, que tantas alegrías dio a la parroquia oscense, y que es muy difícil igualar con el presupuesto que se mueve Peñas Huesca.

Magia Huesca se hace llamar esta temporada el equipo, y al menos en cuanto a jugadores parece que son buenas las cartas que hay para dar paso a esa magia, que años atrás estuvo en boca de todos en ACB.

La primera pieza, Sergio Jiménez, es un entrenador joven, aunque sobradamente preparado, rejuvenece el cuerpo técnico, se implica de una mayor forma con los jugadores, ha conseguido el mayor de los éxitos la pasada campaña en Araberri, y conoce las categorías inferiores de la selección española, además de haber sido segundo de grandes entrenadores ACB ¿se puede pedir más?, creo que es el entrenador ideal, que por si fuera poco, se implica con la cantera, que tanta importancia da Peñas Huesca.

En el puesto de base el lituano Jokubas Gintvainis será nuestro director de juego, un hombre que viene de la primera liga lituana y de quitar como suplente al mejor jugador de su equipo más de 15 minutos por partido, una buena base a la que añadir su juego, atrevido de cara al aro e intenso, no con muy buen tiro exterior que no le hace falta, y que no se amilana a pesar de sus 22 años, como reza el 94 de su camiseta, año de nacimiento. Su pareja, Álvaro Sanz, es uno de los proyectos más ilusionantes de la cantera caista, de donde viene cedido, e hizo un buen año en LEB Plata la pasada temporada, pero su juventud y su falta de cuerpo desarrollado al estar todavía en 18 años, nos va a permitir ver a un jugador que va a tener que ir creciendo poco a poco, aunque se le ve un base inteligente en ataque con ganas de mejorar, con la tranquilidad de que es un hombre que Sergio Jiménez conoce de antes por su presencia en las categorías inferiores de la selección española, siendo su primer valedor demostrando confianza en este crecimiento comentado.

En los escoltas mucha clase, calidad y opciones esta temporada. Mikel Motos viene a desmelenarse tras 3 años viéndolas venir en ACB con GBC, y lo demostró en la presentación, un jugador inquieto, con penetración, tiro exterior e intensidad en defensa, un hombre que ha dado un paso atrás para volver a dar uno adelante confiando en Peñas Huesca y en Sergio Jiménez que también lo conocía de la selección española. El americano Jackson Capel es un cañonero, un tirador puro, de los que no teníamos hace años en Huesca, cuya misión es tirar todo lo posible y meter todo lo posible, sin venirse abajo ante el fallo porque es su labor, un jugador que veremos cortar infinitas veces por debajo de la canasta aprovechando bloqueos de sus compañeros para salir libre y ejecutar el mejor tiro, auténtico catch&shoot, que además aporta experiencia con sus 29 años, intensidad y también juego individual, que además sabe lo que es jugar por Europa y España.

El puesto de alero continúa siendo un 50% propiedad de Jorge Lafuente, un año más veterano y con un año más de experiencia a todas las temporadas que lleva en LEB Oro, en lo que es su primera experiencia sin Quim Costa desde hace 4 años y medio, su padre baloncestístico que le ha dado la confianza que ahora tiene para seguir una campaña más siendo el líder espiritual de este equipo y el capitán, que intenta mantener el termómetro del equipo lo más arriba posible en los partidos, algo fundamental para el carácter de este Magia Huesca. Su compañero de puesto llega desde los balcanes, siendo Jure Gunjina un 3 atlético con buena mano desde el exterior, aunque no sea un tirador puro por su capacidad de penetración, que puede jugar cerca del aro contra pares más bajos que él y que será de gran ayuda en el rebote como ha demostrado en su etapa universitaria, un asesino silencioso que puede acabar los partidos con grandes números sin hacer ruido, como demostró contra Tarbes siendo el máximo anotador con 19 puntos, un jugador importante para el conjunto oscense que retorna al baloncesto Europeo.

Como ala pívots, el holandés Olaf Schafftenar trae la calidad en ataque, jugador muy largo que sabe jugar muy bien de fuera para dentro, con buena mano desde lejos para abrir defensas, siendo el único hombre alto con confianza desde más allá del 6,75, así como capacidad para romper a su par si este se pega mucho para impedir su lanzamiento, con brazos largos para ocupar el mayor espacio posible en defensa, y llegado desde la NCAA tras completar todo el ciclo universitario, con el aval de Wayne Tinkle. Por otro lado el lituano Augustinas Jankaitis, o A.J. como reza su camiseta, que también podrá jugar como pívot si el partido lo requiere, es una bestia de la naturaleza, muy ancho y fuerte que puede sufrir contra jugadores más ágiles que él si le atacan desde lejos, pero que utiliza en ataque esta potencia para desplazar a sus rivales en busca de canastas fáciles, al igual que en defensa para no perder terreno en la zona, posee mucho carácter en la pista y también puede lanzar desde fuera, aunque con menos fiabilidad que el jugador holandés, pero siendo un hombre que produce muchos puntos y rebotes en pocos minutos en pista como ha demostrado en la liga letona de la que proviene.

El puesto de pívot tiene el nombre de Albert Fontet, que aportará gran experiencia bien necesaria en una joven plantilla, además de ser el jugador referencia de cara a los rivales a pesar de no ser un gran anotador, algo que tenemos que tener en cuenta, si bien puede hacer mucho daño cerca de la zona con sus 2,13 con canasta fáciles que pueden hacer cerrar las defensas, e intimidación defensiva con buen posicionamiento en la pintura. Marcos Portález vivirá su segunda temporada en el equipo peñista, joven y con un año más de experiencia, siendo un jugador más integrado en el club, que ya conoce lo que es el esfuerzo defensivo que también le gusta a Sergio Jiménez, sabiendo saltar al 2×1 en defensa con intensidad y conteniendo a hombres con mayor tamaño que él, aportando en ataque un buen tiro de media distancia y un juego que mejora con el tiempo de fuera para dentro. Por último José Malo ha vuelto a Peñas Huesca de su etapa en Inglaterra, el jugador 11 que busca tener la misma progresión que el capitán Lafuente, y que con esfuerzo buscará esos minutos que poco a poco querrá ver crecer, desde luego temporada para aprender y mejorar de la mano de un gran entrenador, de este jugador oscense que si bien es algo escaso en centímetros, tiene fuerza para jugar por el interior, y que ha demostrado en su periplo anglosajón que tiene muchos recursos en ataque para sacarse las castañas del fuego cuando sea necesaria su participación.

Yo al menos, estoy ilusionado con esta plantilla, pero hay que ser conscientes de tener los pies en el suelo, de que somos uno de los presupuestos más humildes de la categoría, y que lo del año pasado, sucede una de cada muchas veces, siendo nuestro objetivo una vez más la salvación y el premio entrar en los playoffs, que por qué no, confío en poder repetir.